1. home
  2. /Noticias

El hombre que fingió tener 2.000 tumores acepta una pena de dos años de cárcel por estafa

Paco Sanz ha reconocido que estafó más de 250.000 euros a miles de personas fingiendo su enfermedad

5 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO / EUROPA PRESS
Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores

Consiguió recaudar en siete años 264.780 euros pidiendo ayudas económicas a través de las redes sociales

© EuropaPress

Su paso por el banquillo ha sido mucho más rápido de lo esperado. Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, ha llegado a la Audiencia Provincial de Madrid decidido a negociar y ha aceptado una pena de dos años de cárcel, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía en el que reconoce haber estafado a miles de personas simulando una enfermedad terminal, que en realidad no padecía. Por su parte, Lucía Carmona, la novia del acusado cuando sucedieron los hechos, ha logrado rebajar su petición de prisión de tres años de cárcel a un año y nueve meses.

  

Queda por lo tanto cerrado así lo referente al acuerdo penal, pero no el de la responsabilidad civil , ya que Paco debería devolver el dinero estafado a sus víctimas con sus correspondientes indemnizaciones.

Paco Sanz está acusado de fingir en televisión la gravedad de su enfermedad, que llegó a asegurar que le provocaba 2.000 tumores, para estafar 264.780 euros a cerca de 14.000 personas, entre las que figuran numerosos rostros conocidos , a las que pidió dinero para intentar buscar una cura. Junto a Paco Sanz está acusada de estafa su expareja, Lucía Carmona, así como la madre del acusado, quien según la Fiscalía fue partícipe a título lucrativo junto con los anteriores. El padre, que también fue imputado, ya falleció.

  

Entre los afectados que están citados a testificar en esta causa se encuentran el actor y humorista Santi Rodríguez, quien organizó una gala en Valencia para recaudar fondos contra su enfermedad, José Mota, el presentador Jorge Javier Vázquez, Javier Cárdenas, Santiago Segura, Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo Hermano mayor, o Dani Martínez entre otros. Así como un oncólogo y un dermatólogo y el escritor Alejandro Ruiz Hurtado, autor del libro Así cayó Paco Sanz.

Sin embargo han renunciado a testificar otros afectados como son el cantante Melendi, la artista Charo Reina, los presentadores de televisión Risto Mejide y Dani Mateo, el youtuber Auronplay y el futbolista del Cádiz Álvaro Negredo, quedando así fuera tanto de las indemnizaciones que les correspondieran como de cualquier efecto de la sentencia.

PLAN PARA ESTAFAR

Aprovechándose de su enfermedad, según el fiscal, Paco Sanz urdió un plan para obtener un lucro patrimonial ilícito entre los años 2010 y febrero de 2017. Durante este tiempo hizo creer mediante el uso de redes sociales y medios de comunicación que su enfermedad revestía una gravedad mucho mayor que la que realmente tenía.

Bajo el pretexto de financiar el supuesto tratamiento, creó en 2010 la página web www.ayudapacosanz.com en la que exageraba los síntomas de su enfermedad, “afirmando que sufría un cáncer genético, o que le quedaban escasos meses de vida”. En dicha página web, colgaba mensajes del tipo ”me avergüenza pedir dinero”.

  

Daba incluso la posibilidad de que se le donase dinero mediante el envío de un SMS solidario con un coste de 1,45 euros al número 25600 con la Palabra Paco o también la posibilidad de donarle cantidades económicas a través de su cuenta de PayPal.

Francisco Sanz tenía también abiertos perfiles en diversas redes sociales que utilizaba para continuar con su campaña de empatía y sensibilización del colectivo a su favor e incrementar las donaciones a recibir.

“Dichas maniobras lograron efectivamente su cometido, sensibilizando de tal modo a muchas personas y colectivos, contactando el acusado con diversos actores, presentadores de televisión que se hicieron eco de la enfermedad de Paco Sanz y a través de las redes sociales difundieron desinteresadamente los mensajes de necesidad de ayuda económica que necesitaba el acusado”, añade la Fiscalía.

ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO

El presunto estafador dio de alta el 19 de enero de 2012 en el Registro Nacional de Asociaciones la ‘Asociación Paco Sanz Para La Investigación Del Síndrome De Cowden España’ (APSISCE), de la que se nombró presidente y en cuyos estatutos rezaba que carecía de ánimo de lucro y que sus fines eran el apoyo social a enfermos y familiares, “y la difusión de la enfermedad por todos los medios lícitos y posibles”.

  

Para ello, abrió una cuenta bancaria en una entidad. Uno de los afectados por la estafa fue la Fundación Seur que en 2012 tenía activa la campaña “Tapones para una nueva vida” consistente en la recogida de tapones de plástico y posterior reciclaje de los mismos, obteniéndose una cantidad económica que se donaba a familias con escasos recursos y un menor minusválido en un grado de al menos 80%.

Para dar más publicidad a su enfermedad y conseguir llegar a más personas con el objetivo de apoderarse de más fondos, el acusado contactó con diversos actores y presentadores de televisión que “conmovidos” por la falsa historia que les contaba acerca de su enfermedad accedían a colaborar con él, bien mediante donativos bien mediante la organización de galas benéficas para recaudar fondos.

Así en particular el humorista Santi Rodríguez organizó una gala benéfica en Valencia el día 30 de mayo de 2013 en las que reconocidos artistas, participaron de forma altruista para obtener beneficios para que Paco Sanz se tratara de su enfermedad, corriendo con todos los gastos de la organización Santiago Rodríguez existiendo igualmente una fila cero a disposición de cualquier persona para que quien no pudiendo acudir a la gala y deseara ayudar a Francisco Sanz pudiera hacerlo mediante una transferencia bancaria.

En dicha gala se recaudaron por la venta de entradas la cantidad de 3.000 euros que fueron entregados a Francisco Sanz con el objetivo de ayudarle a costear el supuesto tratamiento médico al que se estaba sometiendo en Estados Unidos.

PUBLICACIÓN DE UN LIBRO

En ese mismo año 2013 y en la creencia de estar ayudando al acusado en la lucha de su enfermedad y a conseguir recursos económicos se publicó el libro llamado ‘Paco Sanz, una vida de sueños, una vida de lucha’, escrito por Miguel Hervas Abad, siendo escrito el prólogo por el youtuber ’AuronPlay’;, y el epílogo por Pedro García Aguado, ex deportista profesional y presentador de diversos programas de televisión.

  

Finalmente logró que el libro se publicara en la editorial Iris con el objetivo de que el 50% de cada ejemplar vendido se destinara al acusado para una vez más conseguir fondos para curar la enfermedad que padecía. El precio de venta al público era de 12 euros por ejemplar llegándose a vender 364 ejemplares, obteniendo por este canal 2.184 euros.

También durante 2013, Paco Sanz contrató con la empresa Altiria la línea 25600 de mensajería instantánea que estuvo operativa el día 8 de febrero de 2017 en el que las personas interesadas podían mandar un SMS con la palabra Paco con un coste por SMS de 1,45 euros recibiendo el acusado el 60% del importe de cada SMS. En total 12.312 personas enviaron 17.497 SMS con la palabra Paco al 25600. De esta manera obtuvo unos ingresos de 13.384,86 euros.

A finales del año 2015 y hasta 2017 el acusado mantuvo una relación sentimental con L.C.C., “la cual teniendo conocimiento del modus vivendi de Paco Sanz consistente en la petición de donaciones altruistas para sufragar el pretendido tratamiento de su enfermedad cuando en realidad utilizaba el dinero para su lucro”.

Sanz fue detenido en marzo de 2017 en la vivienda en la que residía en la Pobla de Vallbona, y llegó a ingresar en prisión por utilizar presuntamente el dinero que recaudaba para tratarse de esa enfermedad para otros fines, según informó en su día el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en un comunicado. Los delitos por los que inicialmente fue arrestado fueron blanqueo de capitales, estafa y apropiación indebida.

tags: