1. home
  2. /Noticias

Muere un bebé de siete meses por coronavirus en Portugal

El menor estaba ingresado en un centro hospitalario de la región de Lisboa y sufría ‘múltiples complicaciones congénitas’

2 Minutos de lectura
El contacto es fundamental para los bebés prematuros

Muere un bebé de siete meses por coronavirus en Portugal

© GettyImages

Un bebé de siete meses ha fallecido en un hospital de la región de Lisboa a consecuencia del coronavirus. Según recoge el diario portugués Correio da Manha, el menor tenía “múltiples complicaciones congénitas” cuando ingresó en el hospital de la región de Lisboa y Val del Tajo, la zona más afectada actualmente, y donde posteriormente el virus acabó con su corta vida.

Es la segunda víctima mortal de edad más joven en este país. En marzo del año pasado, un bebé de cuatro meses también falleció víctima del COVID-19. También tenía patologías previas y se había contagiado en el entorno familiar.

Health Workers In The New Triage Center For Covid-19
Portugal está haciendo frente a un repunte de casos sin precedentes©GettyImages

TERCERA OLA EN PORTUGAL

Desde el inicio de la pandemia, ya hay 716.906 casos positivos registrados y al menos 13.954 personas han perdido la vida en Portugal. La Dirección General de Salud informó este sábado de 6.132 nuevos casos de coronavirus, mientras que 6.158 pacientes se encuentran ingresados en hospitales, 891 de ellos en UCI.

Por regiones, Lisboa y Valle del Tajo se mantiene como la más afectada y acumula más de la mitad de los casos detectados a nivel nacional en el último día, con 3.356. La zona Norte, que llegó a ser el epicentro de la pandemia, ha sumado este sábado 1.227 positivos a su balance particular.

Las autoridades lusas han endurecido las restricciones en el último mes, para contener una ola de contagios que se ha disparado tras las fiestas de Navidad. Entre las últimas medidas figuran un confinamiento domiciliario, controles en la frontera terrestre y la prohibición de salir del país salvo casos excepcionales.

La presión sobre las UCI se hace especialmente palpable en áreas como Lisboa y la petición de ayuda a otros países se ha traducido ya en la llegada de personal médico y equipos desde Alemania. Un Airbus A400M con ocho médicos y paramédicos militares llegó el miércoles a Lisboa procedente de la base militar de Wunstorf para reforzar un hospital que atiende a enfermos graves. El equipo está formado por 26 sanitarios, incluidos seis médicos, y está dotado con 40 respiradores móviles y diez fijos, 150 bombas y otras tantas camas.

España ha asegurado que está “en contacto directo” con las autoridades portuguesas para evaluar las posibles líneas de colaboración ante el repunte sin precedentes de los casos. Por su parte, Galicia ha ofrecido acoger a enfermos de coronavirus portugueses.