1. home
  2. /Noticias

Fallecen siete mayores de un centro en Toledo por coronavirus tras vacunarse

Los otros 71 ancianos del centroresidencial de Lagartera están infectados, de los cuales tres se encuentran ingresados enel hospital

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
coronavirus ancianos solos

A los seis días de recibir la vacuna comenzaron a manifestarse los primeros síntomas de COVID-19 en diez de los ancianos, creyendo que eran los efectos secundarios de la misma

© EuropaPress

Siete residentes de un centro de mayores de la localidad toledana de Lagartera han fallecido tras contagiarse por coronavirus, mientras que los otros 71 usuarios del centro residencial están infectados, según ha informado Mensajeros de la Paz, quien gestiona este recurso.

Tal y como señala la entidad, el día 13 de enero se vacunó con la primera dosis de la vacuna de Pfizer a todos los residentes, incluido el personal de la residencia, pero a los seis días comenzaron a manifestarse los primeros síntomas en diez de los ancianos, achacándose a los efectos secundarios de la primera dosis de la vacuna.

El día 21, al ver que el número de personas afectadas incrementaba, se decidió aislar a la totalidad de residentes en sus respectivas habitaciones, iniciando así el plan de contingencia frente al coronavirus con el visto bueno de la gerencia del hospital de Talavera.

Tras poner en conocimiento de los familiares la situación, el 22 de enero se realizaron pruebas PCR, todas ellas resultando positivas excepto una. Días antes empezaron también a manifestarse síntomas entre los trabajadores.

residencia de ancianos
Los 71 ancianos permanecen aislados en sus habitaciones excepto cuatro, que están ingresados en el hospital©GettyImages

A fecha de este lunes, han fallecido siete mayores, todos ellos con patologías previas, y el resto de residentes permanecen aislados en sus habitaciones excepto cuatro, que están ingresados en el hospital.

La cepa británica se ceba en las residencias

Ya son 12 los ancianos fallecidos este mes por coronavirus en una residencia del municipio madrileño de Becerril de la Sierra. El último ha sido un anciano que, junto a otros dos, se encontraba hospitalizado en estado crítico en el Hospital Collado Villalba.

El brote, posiblemente de la cepa británica del coronavirus, ha afectado a toda la residencia de ancianos de Vigor, tanto a los 17 trabajadores del centro como a sus residentes, un total de 48 ancianos, los cuales estaban vacunados de la primera dosis de la vacuna.

De las 12 personas fallecidas, cinco de ellas han muerto en la residencia y las siete restantes en el hospital, tanto en el de Collado Villalba como en el Jiménez Díaz, en Madrid.

Se cree que fueron dos trabajadores de la residencia los que pudieron contraer el virus y propagarlo por todo el centro. Por ello, la Dirección General de Salud Pública ha llevado a cabo una investigación para esclarecer el origen del brote. El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, tras analizar varias muestras, sospecha que los contagios pueden haberse producido a consecuencia de la cepa británica, más contagiosa y letal que la cepa original del coronavirus. Esto explicaría el elevado número de contagiados en tan poco tiempo.