1. home
  2. /Noticias

Los millonarios que se han hecho pasar por pobres (viajando en jet privado) para ponerse la vacuna

Se trata de una actriz de cine y de un alto directivo que podrían ser condenados a prisión por los hechos

2 Minutos de lectura
Millonarios

Rodney y Ekaterina Baker podrían enfrentarse a una pena de hasta seis meses de prisión por un delito contra la Ley canadiense de Medidas de Emergencia Civil

© Ekaterina Baker

Pasar por encima de los grupos de riesgo para ser los primeros en vacunarse contra el COVID empieza a ser una línea común en todos los países en los que se ha iniciado la vacunación. El temor al coronavirus y la necesidad de recuperar la normalidad de antaño lleva a algunos a realizar todo tipo de artimañas para ponerse por delante de personas que necesitan más la inmunidad. Es el caso de Rodney y Ekaterina Baker, un matrimonio de millonarios que se han hecho pasar por humildes indígenas en Canadá para ser inoculados.

Rodney, de 55 años, es consejero delegado de Great Canadian Gaming, una de las mayores empresas del país y ha cobrado, solo en el último año 45,9 millones de dólares (casi 30 millones de euros) según el periódico The Globe and Mail. Para poder volver a esa ansiada normalidad, decidió alquilar un jet privado y viajar junto a su mujer, Ekaterina, de 32 años, a una remota comunidad indígena de Canadá donde se estaba vacunando a todos sus habitantes (considerados grupo de riesgo por su lejanía y dificultad de acceso a un hospital).

Los Baker se presentaron, el 21 de enero, ante una clínica móvil en la localidad de Beaver Creek, donde su apenas centenar de habitantes hacían cola para recibir su dosis. Aseguraron al personal que les atendió que eran trabajadores temporales del motel de la comunidad y, aunque sospecharon de ellos, les pusieron la vacuna porque presentaron la única credencial requerida -la tarjeta sanitaria, que puede haber sido extendida en cualquier provincia del país-.

Vacuna coronavirus
Los indígenas son grupo de riesgo en Canadá por su dificultad para acceder a un centro hospitalario ©GettyImages

Los trabajadores sanitarios decidieron llamar al motel para comprobar que efectivamente estaban contratados en el establecimiento. Al revelarles que únicamente se habían alojado allí la noche anterior, dieron aviso a las autoridades locales, que rápidamente iniciaron la búsqueda del matrimonio. Rodney y Ekaterina, sin embargo, ya volaban en el jet privado al aeropuerto internacional más cercano, el de Whitehorse, desde donde tenían previsto subir a un avión comercial que los llevase hasta Vancouver.

Fueron localizados en Whitehorse, donde los agentes emitieron dos cargos contra cada uno de ellos. Fueron multados por saltarse la cuarentena obligatoria para poder desplazarse de una región a otra y por no cumplir con su declaración firmada; en total, 1.150 dólares (unos 774 euros) cada uno. Además, podrán enfrentarse incluso a una pena de seis meses de prisión por un delito contra la Ley de Medidas de Emergencia Civil.

Rodney Baker, obligado a dimitir

Tras salir a la luz lo sucedido en la prensa canadiense, Rodney Baker ha presentado su dimisión en Great Canadian Gaming, aunque no se marcha con las manos vacías, puesto que habría recibido 4,3 millones de dólares (2,78 millones de euros) por abandonar la compañía, a los que se sumarían otros 28 millones (más de 18 millones en euros) cuando se efectúe la venta de la misma a una empresa estadounidense.