1. home
  2. /Noticias

¿Por qué se está retrasando el suministro de vacunas y cómo afectará a España?

El ritmo de administración de las dosis ha bajado en España y otros países de Europa por problemas con las farmacéuticas

2 Minutos de lectura
Hay problemas de suministros

En España sólo el 0,36 por ciento de los ciudadanos ha recibido las dos dosis y puede hablar de inmunidad

© GettyImages

En España la campaña de vacunación arrancó a finales de diciembre cuando se empezaron a administrar las primeras inyecciones de Pfizer-BioNTech. El ritmo inicial fue, como se había anunciado, lento ya que el objetivo era elevar la velocidad con el paso de los días y la llegada de más dosis. No ha sido así. Mientras en Alemania aseguran que la escasez durará unas diez semanas, muchos se preguntan por qué se está retrasando el suministro.

Según los datos oficiales, hasta ahora, a España han llegado viales con 1.769.055 vacunas contando que cada bote da para cinco inyecciones. Las comunidades autónomas han administrado 1.356.461 unidades, es decir, el 76,5 por ciento. A pesar de estas cifras, sólo el 0,36 por ciento de los españoles ha recibido las dos dosis y puede decir que es inmune frente al coronavirus… teniendo en cuenta que es algo que se logra siete días después del segundo pinchazo.

El ritmo de vacunación ha bajado complicando el objetivo de proteger al 70 por ciento de la población en verano para conseguir la inmunidad de rebaño. Los problemas de suministro en las vacunas ya han provocado que algunas comunidades tengan que ralentizar o, incluso, pausar la inoculación de sus habitantes. ¿Por qué? En Europa, las farmacéuticas no están repartiendo las dosis suficientes para asegurar una campaña rápida en todo el continente.

Hay problemas de suministros
AstraZeneca ha comunicado sólo podrá entregar el 40 por ciento de los 400 millones de dosis acordadas con Europa ©GettyImages

El caso de AstraZeneca

El principal foco de la polémica se ha centrado en AstraZeneca (la compañía que desarrolla la vacuna de la Universidad de Oxford) después de que comunicase que sólo podría entregar el 40 por ciento de los 400 millones de dosis acordadas con la Comisión Europea (CE). Antes de que reciba luz verde por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), algo que está previsto para esta semana, ya ha anunciado que no podrá cumplir con las entregas de este primer trimestre.

La Unión Europea sospecha que el dinero invertido en el contrato firmado con AstraZeneca podría haber sido empleado para la reventa de las vacunas a países que pagan más como es el caso de Reino Unido, Estados Unidos o Israel. La empresa ha emitido un comunicado en el que asegura que no es así y que el acuerdo que tiene con la CE no estipula un calendario de entregas. Bruselas, por su parte, ha asegurado que publicará las condiciones de ese contrato si la situación no se arregla y llega a buen puerto.

Hay problemas de suministros
Los retrasos de Pfizer se deben a unos ajustes que han hecho en sus líneas para aumentar la producción ©GettyImages

¿Y Pfizer?

El caso de Pfizer-BioNTech es diferente. Las últimas semanas los envíos se han visto reducidos, según la farmacéutica, por una serie de ajustes que han hecho en sus líneas de producción. Tanto es así que han asegurado que ya han recuperado el ritmo normal y que lo aumentarán a partir del 15 de febrero gracias a estos cambios y a la ayuda de Sanofi.

Los franceses informaron que sus dos prototipos no cumplían con las expectativas y seguirían desarrollándolos mientras ponían a disposición de Pfizer la fábrica que tienen en Frankfurt (Alemania). Una alianza que, a partir de julio, proporcionará una producción de 125 millones de dosis para la Unión Europea.