1. home
  2. /Noticias

Diary Sow, la historia con final feliz de la desaparición de la mejor estudiante de Senegal

Después de tres semanas sin saber nada de ella, escribió una carta a su padrino para explicar la situación

2 Minutos de lectura
Diary Sow no volvió a clase después de Navidad

Cuando Diary Sow no regresó al instituto Louis Le Grand de París después de las vacaciones de Navidad, saltaron las alarmas

© Louis Le Grand

Ha sido uno de los nombres propios que ha ocupado los titulares de Francia en los últimos días. No en vano, Diary Sow es la mejor estudiante de Senegal y, de la noche a la mañana, despareció sin dejar rastro. Después de estar con una amiga cerca de Toulouse para despedir 2020, no regresó al colegio en enero. Una actitud que no era normal en ella: esta es la historia (con final feliz) de su desaparición.

Diary Sow nació hace 20 años en la ciudad de Mbour (Senegal) y su padrino es Serigne Mbaye Thiam, Ministro de Agua y Saneamiento. Entre los logros conseguidos hasta la fecha está su primera novela (Rostro de un ángel) y su nombramiento como mejor alumna de su país en 2018 y el 2019. Su talento innato le sirvió para recibir una beca a la excelencia que le dio la posibilidad de estudiar clases preparatorias de Física, Química e Ingeniería en el prestigioso instituto Louis Le Grand de París.

Allí tenía que haber vuelto el 4 de enero, pero no lo hizo. Tres días después de aquella ausencia, el cónsul de Senegal en la capital francesa notificó su desaparición. En ese momento se puso en marcha todo un dispositivo de búsqueda que implicaba a las autoridades francesas, pero también a las redes sociales e, incluso, a rostros conocidos de la televisión y el cine como el del actor Omar Sy.

Tres semanas

Casi tres semanas después de que Diary Sow se esfumase, ella misma confirmó la hipótesis que manejaban la Policía: había desaparecido voluntariamente. La senegalesa envió una carta a su mentor, Serigne Mbaye Thiam, en la que confirma que está bien de salud, pero no desvela dónde está ni dónde ha permanecido todo este tiempo: “Si no me había manifestado hasta ahora fue por la sencilla razón de que me era imposible hacerlo”.

Con permiso de la joven, el ministro ha publicado en Twitter parte de las declaraciones que figuran en el escrito. Así la cosas, explica que fue un acto improvisado y voluntario: “Aquellos que busquen una explicación racional a mis actos se decepcionarán, no hay ninguna”. Apunta, además, que dejó suficientes indicios para supieran que se iba por sí misma: “No me escondo, no huyo. Veo esto como una suerte de respiro saludable para mi vida”.

Nada que ver con los estudios

Al mismo tiempo, Diary Sow ha querido aclarar que este paréntesis no está provocado por la exigencia de estudiar en un lugar tan prestigioso y exigente como el Louis Le Grand: “No estoy sometida a ningún tipo de presión por parte de nadie que esté a mi alrededor y tampoco he perdido la cabeza por el confinamiento o las clases. Mi vida era como quería que fuera, como tenía que ser. Nunca dudé de mis habilidades ni de mi fuerza. Mi partida no es una admisión de debilidad”.

Por último, la senegalesa confiesa que es consciente de las consecuencias que ha tenido no informar a nadie de su repentina desaparición haciendo especial hincapié en las repercusiones para su familia. Y es que Diary está preparada para asumir la responsabilidad de sus actos, pero no a cambio de renunciar a su vida en París.