1. home
  2. /Noticias

Revolución en el mundo de la medicina: un hombre se cura de un linfoma de Hodgkin tras contraer el coronavirus

La neumonía desencadenó una respuesta inmune antitumoral que ha remitido un cáncer que estaba muy avanzado

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO
Comparación de la tomografía por emisión de positrones (PET) al inicio (izquierda) y después de meses infectado con SARS-CoV-2 (derecha)

Poco después del diagnóstico, ingresó con dificultad para respirar y se le diagnosticó neumonía por SARS-CoV-2 positivo por PCR

© British Journal of Haemathology

Recientemente, la revista médica British Journal of Haemathology ha hecho público un caso clínico tan llamativo como insólito y de esos que nos hacen creer que los milagros en algunas ocasiones existen y que la naturaleza humana nunca dejará de sorprendernos. Sarah Challenor y David Tuckerde, médicos del departamento de Hematología del Royal Cornwall, han relatado la historia de un paciente varón, de 61 años, al que le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin clásico en estadio III (el linfoma afecta a áreas ganglionares localizadas a ambos lados del diafragma o por encima del diafragma y en el bazo). Poco después del recibir esta dura noticia, el paciente, ingresó con dificultad para respirar y se le diagnosticó neumonía por SARS-CoV-2 positivo por PCR. Después de once días, fue dado de alta para convalecer en su casa.

Hasta aquí todo sería “normal”, sin embargo, cuatro meses después de superar el coronavirus, los médicos constataron que la inflamación de los ganglios se había reducido radicalmente y una exploración PET reveló una remisión generalizada del linfoma.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (roja) fuertemente infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (amarillo)
Cuatro meses después, la inflamación de los ganglios se había reducido radicalmente y una exploración PET reveló una remisión generalizada del linfoma ©GettyImages

Los doctores Challenor y Tucker señalan en su artículo que la infección por COVID-19 desencadenó una respuesta bastante inesperada, pero no por ello negativa. “Nuestra hipótesis es que la infección de SARS-CoV-2 desencadenó una respuesta inmune antitumoral, como ha sucedido con otras infecciones en el contexto de un linfoma no de Hodgkin. Los mecanismos de acción del sistema habían activado las células T específicas que contienen antígenos tumorales, y las células asesinas naturales contra el tumor”. El paciente ha superado el coronavirus, pero sobre todo ha superado un cáncer linfático que no podía tratarse.

Esta noticia está dando la vuelta al mundo, lo que ha hecho interesar a muchos investigadores por la relación entre el coronavirus y este linfoma en concreto.

No es un caso aislado

Por lo visto antes ya se había descrito algún caso similar en otro tipo de linfomas que habían remitido espontáneamente antes de tratamiento debido al efecto antitumoral de una neumonía infecciosa y de una colitis por Clostridium difficile.

Un científico utiliza un microscopio mientras trabaja con muestras en un laboratorio de Atenas, el 18 de enero de 2021
Los pacientes con cáncer que además sufrían una infección respondían mejor que los pacientes sin infección ©GettyImages

En el fondo esto no es tan sorprendente. Los microorganismos no solo pueden causar cáncer, sino que también pueden ayudar a curarlo. A finales del siglo XIX un médico de Nueva York llamado William B. Coley desarrolló un tratamiento contra el cáncer con un preparado de bacterias llamado las toxinas de Coley.

Este médico se dio cuenta de que los pacientes con cáncer que además sufrían una infección respondían mejor que los pacientes sin infección. Coley pensaba que la infección estimulaba el sistema inmune para luchar contra el cáncer y por eso desarrolló un cóctel de bacterias Streptococcus pyogenes y Serratia marcescens, que inyectaba directamente en el tumor. Durante años en EE. UU. se trató a pacientes de algunos tipos de cáncer incurables con preparados de bacterias y toxinas, en muchos casos de forma exitosa.