1. home
  2. /Noticias

Consternación en Francia por la brutal paliza que ha recibido un chico de quince años

Fue sorprendido por un grupo de encapuchados que le asestaron multitud de golpes en la cabeza y en el cuerpo

2 Minutos de lectura
Los hechos han consternado a todo el país

Según ha contado su familia, Yuriy salió del colegio y estaba en la calle con sus amigos cuando un grupo de encapuchados le rodeó y le golpeó

© GettyImages

Francia sigue consternada por un episodio que ocurrió el pasado 15 de enero. Yuriy, un niño de quince años, salió del colegio y cuando estaba con unos amigos fue víctima de una terrible paliza por parte de un grupo de encapuchados en el Distrito 15 de París.

Tal y como ha explicado una de sus primas, Yuriy salió de la escuela y “entre las cinco y las seis de la tarde llegó un grupo de personas, aparentemente de Vanves. Cuando mi primo intentó correr, se cayó al suelo y allí lo golpearon”. Los autores fueron diez encapuchados que le acorralaron y le rodearon para, después, golpearle y patearle en la cabeza y en el cuerpo con diferentes objetos. Al cabo de unos minutos, huyeron dejándole inmóvil en el suelo.

Los hechos

Las cámaras de seguridad de la zona registraron la paliza, que el pasado viernes se hizo viral después de ser compartida en las redes sociales. Los autores de los hechos aún no han sido identificados, pero las autoridades policiales francesas les buscan por presunto homicidio. La familia de Yuriy, por su parte, ha pedido ayuda a la población a través de diferentes plataformas para conseguir identificar a los agresores.

Tal y como ha explicado su madre “le partieron la nariz, el brazo, los hombros, las costillas y los dedos. Además, le rompieron el cráneo en varios lugares. Tuvo que ser sometido a una operación de más de seis horas y estuvo en coma durante una semana”. Unos transeúntes le encontraron inconsciente en medio de la calle y dieron la voz de alarma: Yuriy fue trasladado de urgencia al Hospital Necker con un traumatismo craneoencefálico y varias fracturas. Tras inducirle el coma, el sábado la familia comunicaba una buena noticia: “Ha comenzado a despertarse y a moverse un poco. No habla de momento, pero creemos que se recuperará”.

  

Apoyos de diferentes personalidades

Los hechos han llegado a todos los rincones del país. Philippe Goujon, el alcalde del distrito donde tuvieron lugar los hechos, lo ha definido como “un acto sin precedentes, de un salvajismo poco común en París”. Gérald Darmanin, Ministro del Interior, se ha pronunciado en la misma línea y ha aprovechado para mandar su apoyo a la familia. Al mismo tiempo, ha anunciado que ya está en marcha una investigación que tiene como objetivo esclarecer los hechos y detener a los culpables de la agresión.

El mundo del deporte también ha censurado la paliza sufrida por Yuriy. Antoine Griezmann, el jugador francés que milita en las filas del FC Barcelona calificó las imágenes como “insoportables” y envió fuerza y ánimo a la familia. Iker Casillas, por su parte, se preguntaba, indignado, qué clase de mundo es este.