1. home
  2. /Noticias

Las pilas y aparatos eléctricos y electrónicos con litio o níquel serán catalogados como residuos peligrosos

Así fue aprobado en Real Decreto, incluyendo medidas para mejorar la gestión de estos residuos, por lo que tendrán que ser gestionados atendiendo a su nueva característica de peligrosidad

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Las pilas y aparatos eléctricos y electrónicos con litio o níquel metal serán residuos peligrosos

Aquellas pilas que contengan litio o níquel-metal hidruro serán residuo peligroso por lo que tendrán que ser gestionados atendiendo a su nueva característica de peligrosidad.

© GettyImages

El Ejecutivo ha aprobado un Real Decreto que modifica otros dos anteriores, de 2008 y 2015, relativos a la gestión de pilas y baterías y de aparatos eléctricos o electrónicos respectivamente que, entre otras cuestiones, establece que a partir de ahora las pilas, acumuladores o aparatos eléctricos o electrónicos serán considerados residuo peligroso.

El texto aprobado incluye medidas para mejorar la gestión de estos residuos. En concreto, aquellas pilas que contengan litio o níquel-metal hidruro serán residuo peligroso por lo que tendrán que ser gestionados atendiendo a su nueva característica de peligrosidad.

Además, revisa algunos aspectos de la legislación de RAEE e introduce nuevas formas de control de estos residuos como son las importaciones de la inscripción en el Registro Integrado Industrial, que redundarán en una mejor gestión.

También incorpora las modificaciones introducidas en 2018 en las Directivas comunitarias que regulan ambos flujos de residuos en los reales decretos correspondientes, en particular la obligación de hacer uso de instrumentos económicos para aplicar el principio de jerarquía en la gestión de estos residuos.

Por otro lado, el Real Decreto aprobado en relación con los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) aclara su ámbito de aplicación y recuerda que desde 2018 se aplica a todos los aparatos eléctricos y electrónicos, y no solo a categorías determinadas. Esto, según el Gobierno, permitirá una clasificación más sencilla y coherente con los requisitos de tratamiento específico para cada tipo de RAEE.

Pilas
Se tiene ahora en cuenta el peso de los RAEE recogidos y financiados por los productores tras su tratamiento específico©GettyImages

El texto aprobado, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, establece los objetivos de gestión de residuos que deben cumplir los productores de aparatos eléctricos y electrónicos. Entre otras modificaciones, se tiene ahora en cuenta el peso de los RAEE recogidos y financiados por los productores tras su tratamiento específico, al tiempo que se ordenan las responsabilidades que asumen los productores directamente y se distinguen otras que se cumplen mediante los sistemas de responsabilidad ampliada, sin suponer en ningún caso una extensión o modificación de sus obligaciones.

El nuevo texto autoriza también a los sistemas colectivos de gestión del residuo a realizar actividades complementarias siempre que sean financiadas de manera voluntaria por los productores que participen en ellas.