1. home
  2. /Noticias

¿Cómo se ha llevado a cabo la campaña de vacunación contra el COVID más rápida del mundo?

En algo menos de tres semanas el 22 por ciento de la población de Israel ya había recibido la primera dosis

2 Minutos de lectura
Es el país más rápido del mundo

A principios de enero el ritmo superaba las 120.000 inyecciones de media al día, ahora ha bajado a 50.000

© GettyImages

Alrededor de dos millones de dosis. O lo que es lo mismo: el 22 por ciento de la población inoculada en algo menos de tres semanas. Israel se ha situado a la cabeza del mundo en lo que a administración de vacunas contra el coronavirus se refiere. No en vano, su campaña de inmunización está siendo la más rápida: ¿cómo lo ha conseguido?

A principios de enero el ritmo superaba las 120.000 inyecciones de media al día, ahora ha bajado a 50.000. Los primeros en recibir el antídoto de Pfizer-BioNtech han sido los mayores de 60 años: más del 70 por ciento ya han sido protegidos. Junto a ellos, los trabajadores esenciales como sanitarios o policías, personas que presentaban afecciones médicas y ciudadanos de más de 55 años con enfermedades subyacentes. El siguiente turno es para los que tengan 50 años o más.

Es el país más rápido del mundo
Israel ha llevado a cabo una gran labor de concienciación mostrando la eficacia y seguridad a sus ciudadanos©GettyImages

La campaña más veloz

Y todo esto teniendo en cuenta que ya han comenzado a administrar la segunda dosis de la vacuna. Israel se ha convertido en el líder de la vacunación, algo que explican estas cuatro razones.

1. Sus dimensiones

Geográficamente hablando Israel es un país pequeño y su población tampoco es muy grande: tiene casi nueve millones de habitantes concentrados en 21.000 kilómetros cuadrados, sin incluir los territorios ocupados. Esto quiere decir que tardan, como mucho, cuatro horas en llegar a Tel Aviv para recibir la vacuna.

2. Sanidad

En Israel hay cuatro HMO, es decir, proveedores de servicios de salud supervisados y subvencionados (en parte) por el gobierno. Los ciudadanos deben registrarse en uno de ellos obligatoriamente: así es cómo almacenan de manera centralizada y digital los datos de todos los habitantes desde que nacen. Con esta base de datos no tardaron en delimitar la población objetivo de los primeros inoculantes.

Es el país más rápido del mundo
Su sistema de sanidad está completamente digitalizado y centralizado, algo que permite conocer rápidamente la población objetivo©GettyImages

3. Distribución

Cuando las vacunas de Pfizer-BioNtech aterrizaron en Israel lo hicieron en contenedores que contenían mil dosis, algo que dificultaba el reparto. Para simplificar este paso y conseguir que las dosis llegasen a todas partes, incluso a las más remotas, diseñaron cajas más pequeñas en los que caben menos cantidad: esto les permite repartirlas más fácilmente y, sobre todo, con más celeridad.

4. Concienciación

Por último, en Israel se ha llevado a cabo una enorme campaña de concienciación pública. Una acción cuyo objetivo se ha centrado en eliminar cualquier desinformación acerca del tema mostrando a los ciudadanos la eficacia y seguridad que tiene la vacuna contra el coronavirus.