1. home
  2. /Noticias

Tras el paso de Filomena… ¿quién debe limpiar la nieve de las aceras?

Todo depende de la ordenanza municipal de cada ayuntamiento

4 Minutos de lectura

13 de Enero 2021 / 11:43 CET

Madrid Reactivated After Heavy Snowfall Of Filomena In Madrid

Tras la que ha sido catalogada como la nevada del siglo, toca ponerse manos a la obra para despejar de nieve y hielo las aceras

© GettyImages

El paso de la borrasca Filomena ha causado estragos en muchas ciudades de España. A las fuertes nevadas caídas en muchos de los rincones de nuestra península, le ha seguido una ola de frío que está dificultando mucho las labores de limpieza y está complicando la vuelta a la normalidad sobre todo, en Madrid, donde estos días transitar por sus calles se ha convertido en una misión imposible. Tras las fotografías de los madrileños “jugando” con la nieve, las imágenes que nos llegan ahora son las de decenas de vecinos abriéndose paso con palas o cualquier tipo de instrumento por vías que se han convertido en verdaderas pistas de patinaje. Es por este motivo, que muchos ciudadanos se preguntan ahora…¿ de quién es la competencia de limpiar la nieve caída?

Madrid Reactivated After Heavy Snowfall Of Filomena In Madrid
Una máquina excavadora trabaja en la Puerta de Sol de Madrid para despejar las aceras de hielo y nieve©GettyImages

Todo depende de la ordenanza municipal de cada Ayuntamiento. En el caso de Madrid, donde llegaron a caer más de 30 centímetros de nieve, la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos (adoptada el pasado 27 de febrero de 2009) afirma que todas las personas físicas y jurídicas están “obligadas” al cumplimiento de las obligaciones en materia de limpieza general y mantenimiento de los lugares públicos. Una obligación que, de forma similar, se recoge en las ordenanzas municipales de todos los municipios de nuestra geografía y cuyo incumplimiento puede traer consigo importantes sanciones económicas.

La Ordenanza de Madrid recoge en su artículo 10 el “deber de colaboración ciudadana”, por el que las personas que habitan las fincas urbanas y las que tengan a su cargo la limpieza de edificios públicos y otros establecimientos son los que deben colaborar en la limpieza de hielo y nieve de las aceras.

Madrid Reactivated After Heavy Snowfall Of Filomena In Madrid
La vuelta a la normalidad tras el paso del temporal está siendo más lenta de los previsto en un primer momento ©GettyImages

Dicha limpieza de aceras debe realizarse en la longitud correspondiente a su fachada, y en una anchura mínima de dos metros. Si la acera es de mayor ancho, se debe depositar la nieve o hielo a lo largo del borde de la acera.

En cuanto a la limpieza de zonas particulares -calles, aceras, patios o jardines interiores-, debe llevarse a cabo por la propiedad. El Ayuntamiento de Madrid asegura que, cuando dichos niveles no sean alcanzados y previa orden a la propiedad, si la misma no se responde, podrá realizar la limpieza de esas zonas.

Pero… ¿ qué pasa en el resto de Europa?

En Alemania, un país bastante acostumbrado a las bajas temperaturas y a la nieve, la colaboración ciudadana es fundamental. Las comunidades de vecinos ya saben que son responsables de limpiar, no solo de limpiar la nieve y el hielo de las aceras, sino también el trozo de la calzada correspondiente a sus edificios, aunque eso es algo que no se les suele exigir y corre a cargo de las empresas de limpieza municipales. Además, la sal, en este caso, está prohibida en la mayoría de los ayuntamientos alemanes, por lo que hay que utilizar ceniza o gravilla para evitar los tan temidos resbalones.

La ordenanza señala que los ciudadanos deben limpiar por lo menos una altura de un metro o metro y medio de nieve para que puedan pasar los carritos de los niños, llegando a imponerse sanciones de hasta 10.000 euros en Berlín si estas labores no se llevan a cabo. Pero por si esto no fuera suficiente, si las vías no han sido despejadas entre las 7 de la mañana y las 20 horas, si alguien sufre una caída puede demandar a la comunidad, por eso y para evitar malentendidos, esta es una cláusula que suele figurar en todos los contratos de alquiler de un piso.

Sleet in Berlin
En Alemania, las comunidades de vecinos ya saben que son responsables de limpiar las aceras y calzadas que correspondan a sus viviendas y comercios ©GettyImages

En Francia, donde la nieve no es tan habitual como en Alemania y tan solo se produce este fenómeno meteorológico doce días al año, la legislación francesa exige que sean los municipios los encargados de garantizar la limpieza de las calles, las carreteras, los caminos y los jardines garantizando que sea seguro transitar por ellos, a la vez que exige también una responsabilidad por parte de los ciudadanos. En general, los alcaldes establecen que los comercios, edificios particulares y comunidades de vecinos deben limpiar su parte de acera, o lo que es lo mismo despejar el trozo de acera que ocupe la longitud del edificio y el ancho hasta la calzada, acumulando la nieve en una zona que no suponga ningún peligro ni para los peatones ni para el tráfico rodado. De no ser así pueden imponerse multas y si un ciudadano se cae por la nieve o por el hielo delante de un comercio o una vivienda particular, el vecino o comerciante que no ha limpiado dicha zona será el responsable del accidente y se podrán emprender acciones legales contra él.

En Bélgica, los pasos a seguir para mantener limpias las calles son muy similares a los anteriormente descritos y la responsabilidad de despejar las aceras también es competencia de los ciudadanos exponiéndose si no lo hacen a multas que van desde los 25 a los 250 euros. Los detalles varían según los municipios, por ejemplo, en Bruselas están obligados a despejar de nieve y hielo al menos un metro y medio el acceso a las puertas de las casas y si hay hielo deben intentar acabar con él o minimizar su riesgo echando sal. En caso de que haya un resbalón o cualquier tipo de percance, el responsable, el vecino que vive a nivel de calle o en su defecto el resto de propietarios o inquilinos o incluso si se ha acordado antes, el conserje del edificio.

Estados Unidos y Rusia

Tanto en EE.UU como en Rusia están acostumbrados a lidiar con fuertes temporales invernales. En el caso del primero, todo ciudadano debe colaborar, pala en mano, para despejar las aceras, así como las entradas a viviendas o comercios, recibiendo sanciones de no cumplir con esta ordenanza. Por otro lado, en Rusia, donde la nieve es tan habitual, la mayoría de las competencias de limpieza recaen en las empresas municipales, ya que en caso contrario sería una labor agotadora para sus ciudadanos, pues desde noviembre y hasta marzo, el país suele estar completamente nevado. En Moscú, por ejemplo, cuentan con una flota de más de 10.000 máquinas y camiones quitanieves. Además, cada barrio cuenta con brigadas de trabajadores municipales encargados de hacer las aceras transitables.