1. home
  2. /Noticias

Sin público pero con aplausos virtuales, el Concierto de Año Nuevo más atípico

La pandemia deja una imagen histórica en la Sala Grande de la Filarmónica de Viena

2 Minutos de lectura
Sin público y con aplausos virtuales, el Concierto de Año Nuevo más atípico

La Sala Grande de la Filarmónica de Viena acoge la 81ª edición del concierto

© Captura de RTVE

Es tradición que cada 1 de enero miles de personas enciendan sus televisores y radios para ver y escuchar en directo el imprescindible Concierto de Año Nuevo de Viena. Sin embargo, este año es diferente, pues no hay público, pero los aplausos son virtuales y los bailarines y músicos se han tenido que someter previamente a pruebas PCR. La Sala Grande de la Filarmónica de Viena acoge la 81ª edición de este evento y está dirigido por el maestro italiano Riccardo Muti, que se ha convertido en el director que más veces ha llevado la batuta del concierto.

Hay un total de 15 piezas en el programa, que ya se cerró en febrero de 2020, y el concierto da comienzo con la marcha de la opereta Fatinitza de Franz von Suppé, el vals Ondas Sonosas o Niko Polja de Johann Strauss hijo, entre otros. De hecho, diez son de la familia Strauss.

AUSTRIA-NEWYEAR-MUSIC-MUTI
La batuta del italiano Riccardo Muti vuelve a dirigir este concierto por sexta vez©GettyImages

Mientras que en el segundo tiempo están la obertura de Poeta y campesino de Franz von Suppé o el vals Muchachas de Baden de Karl Komzák. Ya en la parte final, las piezas más conocidas (y sin duda las más esperadas): se tocará el inevitable el bello Danubio Azul y la fiesta terminará con la rotunda Marcha Radetzky.

El programa es fiel a su tradición, y aunque este año ha estado marcado por la pandemia, no se hace ningún guiño a ella en las piezas escogidas. “Ya estamos trabajando en el programa para el año que viene. Quizás podamos encontrar un ‘vals de la peste, con el que podamos echar un vistazo atrás. Quizás eso es mejor que ahora, que estamos en mitad de ella”, dijo el director de la orquesta hace unos días en una rueda de prensa.

Sin público y con aplausos virtuales, el Concierto de Año Nuevo más atípico
Aplausos virtuales ante la ausencia de público©Captura de RTVE

La batuta del italiano Riccardo Muti vuelve a dirigir este concierto por sexta vez y en la capital austríaca ha dirigido más de 500 conciertos.

PRESENCIA ESPAÑOLA

Este año cuentan nuevamente con presencia española. El murciano José Carlos vuelve a realizar la coreografía del espectáculo. Este año los solistas del Ballet de la Ópera de Viena bailarán el Vals de Johann Strauss ‘Sohn Frühlingsstimmen Walzer op 410’. Los majestuosos jardines del Palacio Liechtenstein ha sido la localización elegida para esta pieza. Otra novedad de este año será el delicado y elegante vestuario diseñado por el prestigioso Christian Lacroix, que embellece aún más las coreografías.

La segunda pieza coreográfica es la ‘Marguerite polka-polka française op 244’ de Josef Strauss, desde ka Casa Loos.