1. home
  2. /Noticias

Rosario Porto, enterrada más de un mes después de su muerte

El cuerpo de la madre y asesina de Asunta recibió sepultura en un sobrio acto y ante una decena de personas

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Rosario Porto, enterrada en el Cementerio de Boisaca de Santiago ante una docena de personas

Entierro de Rosario Oporto, la madre de Asunta Basterra en el cementerio de Boisaca, en Santiago de Compostela, Galicia

© EuropaPress

El cuerpo de la madre y asesina de Asunta Basterra, Rosario Porto, descansa ya en el panteón de su familia materna situado en el Cementerio de Boisaca, en Santiago de Compostela. Al entierro ha asistido en torno a una docena de personas, entre ellas familiares y el que fue su abogado, José Luis Gutiérrez Aranguren. El cuerpo ha recibido sepultura sobre las 13,30 horas del mediodía. El coche fúnebre ha llegado a Boisaca minutos antes y, tras acceder hasta donde se encontraba la tumba por la entrada principal, los operarios han introducido en ella el féretro a la hora prevista.

Frente a la lápida, un pequeño grupo de personas ataviadas con mascarilla, compuesto por parientes y Aranguren, han observado la entrada del ataúd en un sobrio acto bajo el sol que se ha celebrado sin sacerdote y sin palabras por parte de los presentes. Y es que no ha habido ninguna ceremonia convocada por familiares que se hicieron cargo del cuerpo, ni tampoco se ha acercado hasta el cementerio ningún curioso.

Rosario Porto
Rosario Porto se quitó la vida el pasado noviembre©GettyImages

CORTEJO FÚNEBRE DESDE ÁVILA

El cortejo fúnebre partió en la mañana de este sábado desde el tanatorio de Ávila, donde permaneció el cuerpo de Rosario Porto desde que se suicidó el pasado 18 de noviembre en la cárcel de Brieva y hasta que el juez autorizase en los últimos días su traslado hasta la capital gallega.

Porto apareció muerta en su celda siete años después del asesinato de su hija adoptiva, Asunta, por la que ella y su exmarido, Alfonso Basterra, fueron condenados a 18 años de cárcel. Desde su condena, confirmada por distintas instancias judiciales, ella defendió su inocencia.

La de Brieva ha sido su última cárcel en un periplo que le llevó antes a estar en A Lama (Pontevedra) y en la de Teixeiro (A Coruña), con el protocolo de prevención de suicidios activo en estas últimas cárceles y avisos entonces por parte de su abogado, José Luis Gutiérrez Aranguren, sobre el estado en el que se encontraba.

Sin embargo, desde que llegó, en el pasado mes de marzo, a este último centro penitenciario de mujeres, no se le aplicaba ningún protocolo especial para proteger su vida, ya que el equipo de psicólogos determinó que podía hacer vida normal con el resto de internas en un módulo ordinario. Estos protocolos no se puede mantener de forma indefinida, ya que implica que el interno esté 24 horas supervisado con lo que se denomina ‘preso sombra’, normalmente en la enfermería.

tags: