1. home
  2. /Noticias

Una niña de solo 17 meses muere después de tragarse la pila del mando a distancia

La pequeña sufrió quemaduras en la garganta

1 Minuto de lectura

25 de Diciembre 2020 / 14:33 CET

Stay at home and watch TV

La niña se tragó una pila de botón

© GettyImages

Una niña de tan solo 17 meses falleció este jueves por tragarse las pilas del mando a distancia. El suceso ocurrió en una casa de Lubbock, en Texas (Estados Unidos), cuando la pequeña Reese Smith ingirió la pila de botón, que se asentó en su esófago y le provocó graves quemaduras en las cuerda vocales, la garganta y el esófago, según recoge el diario británico ‘Metro’.

Fue su madre quien se dio cuenta de que algo estaba ocurriendo cuando vio que Reese estaba tosiendo de forma continuada. Rápidamente comprobó que faltaba la pila del mando a distancia de la televisión y llevó a la niña hasta el Centro Médico Universitario de Lubbock. En donde le hicieron una radiografía que confirmó que había ingerido el objeto.

Stay at home and watch TV
La niña empezó a toser©GettyImages

Los médicos la sometieron a varias cirugías para extraerle la pila e intentar disminuir el daño que le había causado en su organismo. Sin embargo, los esfuerzos del equipo médico no consiguieron salvar a la niña pues la pila llevaba demasiado tiempo en su cuerpo y tras asentarse en el esófago, generó electricidad, antes de erosionar y asentarse en las vías respiratorias.

La madre de Reese, Trista, compartió la dura historia en su cuenta de Facebook: “Con el corazón roto... no mucho más que decir en este momento. He estado tratando de encontrar las palabras por un tiempo. Tengo que volver a casa. Mi mamá también volvió a casa. Pero nos faltaba un miembro de la familia. Es una angustia que nunca seré capaz de expresar”.

A través de una cuenta de Go Fundme, han organizado una recaudación de fondos en nombre de Trista para ayudar a salir adelante a la familia.

UNA NIÑA MUERE TRAS COMER GALLETAS DE PEZ GLOBO

Este mismo mes, una niña de once años ha fallecido después de comer galletas que contenían el citado pescado.

Los hechos han sucedido en la ciudad de Buleleng. Tal y como ha informado el portavoz de la Policía a los medios locales, la pequeña visitó a una amiga de cinco años: las dos comieron galletas hechas con pez globo que encontraron dentro de un recipiente que había en la casa de la más pequeña. Una hora después de la ingesta, ambas comenzaron a vomitar y a mostrar gestos de debilidad.