1. home
  2. /Noticias

De la nueva cepa del Reino Unido a la ‘aún más contagiosa’ de Sudáfrica: ¿por qué el coronavirus está mutando?

Se han detectado distintas variantes del Covid-19 propagándose por todos los lados del planeta, Reino Unido, Sudáfrica o incluso Singapur, lo que está obligando a cerrar el espacio aéreo con estos países

4 Minutos de lectura
A un ayudante voluntario de la DRK con un sombrero de papá Noel, realiza una prueba rápida de Corona a una mujer en una estación de pruebas

Reino Unido ha descubierto una nueva variante de la Covid-19 en el país, diferente y “todavía más contagioso y parece haber mutado más allá” de la anterior variante

© GettyImages

El ministro de Salud británico, Matt Hancock, ha confirmado este miércoles el hallazgo de una nueva variante de la Covid-19 en el país, diferente y “todavía más contagioso y que parece haber mutado más allá” de la anterior variante, en dos casos de personas que habían viajado a Sudáfrica.

La semana anterior, Sudáfrica anunció la identificación de una nueva variante del virus SARS-COV-2 (Covid-19), actualmente denominada “variante 501.V2”, e informó de que en la segunda ola de contagios el virus se está propagando de una forma más rápida y contagiosa, donde los casos de coronavirus pasaron de 3.000 infectados diarios a casi 10.000 contagios diarios.

Estos hallazgos y las declaraciones del ministro británico están provocando alertas y pánico a nivel global a causa de los nuevos descubrimientos acerca de las variantes y mutaciones del Covid-19.

Se reanuda el viaje a Francia mientras los camioneros reciben las pruebas del Covid-19 desde Reino Unido
Las dos variantes son muy distintas la una de la otra, evolucionando por separado, algo que podría prever que la aparición de nuevas mutaciones con estas características podría no ser un fenómeno extraño©GettyImages

Pero, ¿por qué estas mutaciones generan una alerta mundial?

Los virus, en general, mutan y generan nuevas variantes algo distintas al virus original. Recientemente, el director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, ha apuntado que “este tipo de evolución y mutaciones son en realidad bastante comunes”.

Sin embargo, estas dos mutaciones no son para nada comunes, de hecho, tienen ciertas características que las pueden llegar a hacer peligrosas a nivel mundial. La primera de ellas, aunque han sido descubiertas prácticamente al mismo tiempo, son muy distintas la una de la otra, evolucionando por separado, algo que podría prever que la aparición de nuevas mutaciones con estas características podría no ser un fenómeno extraño.

De ambas destaca la alta transmisión y la facilidad de mutación, que ha provocado una multiplicación de contagios muy marcable en las últimas semanas, tanto en Reino Unido como en Sudáfrica.

Una mujer kuwaití recibe una inyección de la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioTech en un centro de vacunación
La cuestión que más preocupa es acerca de la eficacia de las vacunas que se están administrando actualmente ©GettyImages

Por otro lado, en ambas variantes, las mutaciones afectan a la proteína S (espicular), una proteína que permite al virus acoplarse a la célula y penetrar en ella. Los virólogos británicos han contado hasta 17 veces las mutaciones de la nueva cepa británica.

Esto nos hace ver que se trata de dos variantes independientes la una de la otra, aunque podrían coincidir al menos en una mutación. “La variante sudafricana tiene una de las mismas mutaciones pero es distinta. Los científicos sudáfricanos están cultivando el virus para poder llevar a cabo más estudios como los que se están haciendo en el Reino Unido”, ha detallado Maria Van Kerkhove, doctora responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, el hecho de que ambas variantes hayan logrado sobrevivir y destacar en escenarios de alta circulación del virus, y en el caso británico durante una cuarentena nacional, nos hace ver que estas cepas podrían contar con una ventaja adaptativa frente a otras.

Comenzar una nueva vacuna desde cero

Lo que más preocupa realmente es si las vacunas que se están comercializando, como la de Pfizer o Moderna, pueden llegar a verse afectadas perdiendo su eficacia y la respuesta es no. A corto plazo no se prevé que las nuevas variantes puedan tener un gran impacto a la hora de reducir la eficacia de las vacunas que ya hay en el mercado.

Ugur Sahin, cofundador de BioNTech, la empresa biotecnológica que ha diseñado la vacuna que está produciendo Pfizer, asegura que “como científico nunca se es optimista, sino que se piensa en probabilidades y la probabilidad de que nuestra vacuna sea efectiva también contra esta nueva mutación es muy elevada”.

El Hospital de Salud de Broward administra la primera de sus vacunas de Moderna
En caso de que el virus mute a algo totalmente distinto al actual coronavirus, vacunas como la de Pfizer o Moderna se pueden actualizar rápidamente y no haría falta comenzar de cero©GettyImages

Según ha explicado, durante el desarrollo de la vacuna, cada vez que aparecía una mutación “realmente importante”, han observado cómo reaccionaba su vacuna y pudieron determinar que era capaz de combatir “toda una serie de diversas variantes del virus”. Como apunta, existen muchas mutaciones, pero también hay muchas proteínas en el virus, a diferencia de la proteína S, que no varían.

En caso de que el virus mute a algo totalmente distinto al actual coronavirus, vacunas como la de Pfizer o Moderna se pueden actualizar rápidamente y no tendría que comenzar la preparación de una vacuna desde 0, igual que sucede todos los años con vacunas como la de la gripe.

Para que esto pueda ser posible, es muy importante detectar cuanto antes las posibles variantes que puedan aparecer. Ugur Sahin señala que “lo bonito de la tecnología de ARN mensajero”, en la que se basa su vacuna, es que permite “rediseñarla” con gran rapidez, lo que significa que “técnicamente se podría diseñar una nueva vacuna en unas seis semanas”, muy lejos del año que lleva preparándose la actual vacuna.