1. home
  2. /Noticias

El hombre que durante nueve años había estado recibiendo pizzas en su domicilio sin pedirlas, por fin acaba con su pesadilla

El acoso del que había estado siendo víctima ya es investigado por las autoridades

2 Minutos de lectura
Pizza

El primer pedido de pizzas lo recibió en 2011

© GettyImages

Jean Van Landeghem es un hombre de 65 años originario de Bélgica, cuya historia dada a conocer en junio de este año, dio la vuelta al mundo al resultar de lo más misteriosa. El belga contó que, desde hace más de nueve años, había estado recibiendo pizzas en la puerta de su casa sin haberlas ordenado, lo que lo ha llevado a perder la tranquilidad y a sufrir de ansiedad cada vez que escucha una motocicleta cerca. Actualmente, las autoridades, que hasta entonces le habían ignorado, ya han puesto en marcha una investigación para descubrir quién ha estado detrás del acoso, lo que aparentemente ha logrado que los envíos ya no se realicen.

Según recoge The Independent, todo comenzó en 2011 cuando por primera vez recibió en su casa varias pizzas que él no había solicitado. Al explicarle la situación al repartidor, este le dijo que de cualquier manera debía pagarlas porque estaban a su nombre. Van Landeghem decidió no pagar por el envío haciendo que el pizzero se retirara con el pedido intacto. Después de ese incómodo momento, el belga siguió recibiendo comida que siempre terminaba rechazando, ocasionando así importantes pérdidas a los restaurantes, los cuales debían desechar los pedidos y asumir los costos.

Ahora, después de que la historia causara tanto ruido mediático, Van Landeghem parece que ha puesto punto final a tantos años de acoso, ya que el sexagenario no recibe comida desde que su caso salió a la luz. “Por fortuna, desde la cobertura de varios medios sobre el asunto, ha habido una calma total. Parece que el responsable se asustó con todo el ruido que hice. Además logré atraer la atención de la policía”, contó Jean al noticiero belga 7sur7.

Sin embargo, el hombre aún no está seguro de que su acosador haya desistido por completo y tiene miedo de que en cualquier momento siga llegando comida a su casa. “A pesar de todo, no he encontrado la serenidad. Seis meses sin nada y aun así, con cada motocicleta que pasa y con cada coche que se detiene frente a mi casa, empiezo a temblar”, confiesa el asustado hombre.

Ante la mejora de la situación, Van Landeghem también piensa que la pizzería por fin ha tomado cartas en el asunto y ha registrado su nombre y dirección para que no vuelva a recibir envíos, pero esto es solo una teoría, ya que el establecimiento no ha emitido ninguna declaración al respecto. “Me gustaría saber quién ha estado intentando volverme loco todo este tiempo”, declaró Jean al medio.

La policía sospecha de unos amigos de Van Landeghem©GettyImages

Los principales sospechosos

Hasta hora, la investigación a cargo de la policía ya ha determinado quiénes podrían estar detrás de los envíos. Los investigadores sospechan de una pareja de amigos de Van Landeghem, ya que en un principio el matrimonio aseguró que también estaba recibiendo comida sin pedirla, algo que nunca se llegó a comprobar, razón por la que ahora la policía cree que ha sido una táctica para despistar. “La policía está acusando a mis amigos y a sus hijos de ser responsables de todo lo ocurrido, pero yo espero que todo se trate de un error”, compartió el belga. Finalmente, las autoridades han asegurado que no pararán hasta descubrir al responsable, para así regresarle a Jean la tranquilidad que no ha tenido desde 2011.