1. home
  2. /Noticias

La conmovedora historia de una pareja que adoptó a un niño con discapacidad después de un largo proceso

El pequeño llevaba 1275 días en un hogar de acogida mientras el trámite avanzaba

2 Minutos de lectura
Silla de ruedas

Noah sufre de artogriposis, una condición que limita los movimientos de las articulaciones

© GettyImages

Michaela y Dave Robbins son una pareja originaria de Pittsburgh (Estados Unidos) cuyo camino a la paternidad no ha sido nada fácil. El matrimonio había pasado los últimos años intentando adoptar a un bebé sin éxito, hasta que en 2019 conocieron a Noah, un niño de cinco años que sufre de artogriposis -una enfermedad congénita que limita los movimientos de las articulaciones y que causa que las extremidades estén permanentemente flexionadas- y con quien desarrollaron un fuerte vínculo que los llevó a comenzar los trámites para que se convirtiera en su hijo, de forma legal.

De acuerdo con una entrevista realizada a la pareja por la revista People, antes de conocer a Noah, los Robbins habían recorrido tres agencias de adopción diferentes, en las cuales no les pudieron brindar la ayuda que necesitaban para conseguir adoptar a un bebé. Después de dos años de iniciar trámites de adopción infructuosos, decidieron ofrecerse como voluntarios en The Children’s Home of Pittsburg & Lemiuex Family Center -una organización que da atención a niños médicamente frágiles- para ayudar a niños y bebés e intentar sobrellevar así sus ganas de ser padres. Fue entonces que conocieron a Noah.

Después de desarrollar un vínculo muy especial con el pequeño, la pareja se enteró de que vivía en un hogar de acogida y que estaba en busca de unos padres que le dieran un hogar permanente, por lo que el matrimonio no tardó mucho en decidir ser ellos esa familia que Noah necesitaba, comenzando así el trámite de inmediato. “Noah a veces nos dice que siempre nos había estado buscando y que cuando nos conoció, simplemente supo que éramos nosotros. Creo que sentimos lo mismo por él”, contó Michaela al medio.

La pareja recibió un entrenamiento para aprender a cuidar adecuadamente de Noah©GettyImages

Durante el proceso de adopción, además del papeleo, la pareja tuvo un entrenamiento especial para aprender a cuidar adecuadamente a Noah, quien tiene una traqueostomía a través de la cual se alimenta y debe estar conectado a un ventilador por las noches. La pareja asegura que superó este duro proceso con gran entusiasmo, ya que sabían que la recompensa sería que el niño formara parte de su familia oficialmente. “Noah vino a nosotros ya como una gran persona (…) Es un gran niño”, asegura el ahora padre del pequeño.

Finalmente, tras 1275 días en los que Noah había permanecido en un hogar de acogida, el proceso de adopción culminó. El pequeño fue llevado a casa y recibido con una gran celebración online a través de Zoom, a la que asistieron virtualmente amigos y familiares de la pareja, quienes para recibir al nuevo miembro de la familia se vistieron de verde y rojo, los colores de la celebración favorita de Noah: la Navidad. “Desde que llegó a casa, nos despertamos todos los días, nos miramos y pensamos: ‘No puedo creer que tuviéramos tanta suerte’”, relata Michaela, quien también confesó que ahora que la adopción de Noah ha finalizado, comenzarán a buscar a otro niño médicamente frágil, para darle un hermano a su hijo. “Animaría a cualquiera que esté buscando adoptar a que abra su corazón a un niño con necesidades especiales. Ha sido increíblemente gratificante”, finalizó la orgullosa madre.