1. home
  2. /Noticias

Parálisis de Bell: así es la enfermedad que afecta a cuatro voluntarios de la vacuna contra el coronavirus

Se produce debido a la inflamación del nervio facial, su pronóstico es generalmente positivo y tiene cura

2 Minutos de lectura
Cuatro han sufrido parálisis facial

La parálisis de Bell está provocada por la inflamación del nervio facial y, normalmente, sólo afecta a un lado de la cara

© GettyImages

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha informado sobre uno de los efectos adversos que podrían haber generado las vacunas desarrolladas por Pfizer y BioNTech para luchar contra el coronavirus: cuatro voluntarios han sufrido la conocida como parálisis de Bell. ¿En qué consiste esta afección que se produce en el rostro?

Se trata de una parálisis facial idiopática que tiene lugar cuando existe una lesión o inflamación en el nervio facial, el encargado de controlar el movimiento de los músculos de la cara; también afecta a la sensibilidad en el conducto auditivo externo y al sentido del gusto.

Todavía no se conocen las causas que provocan esta hinchazón así que las autoridades sanitarias no saben cómo prevenirla: la mayor parte de las hipótesis apuntan a que puede estar provocada por una infección viral. En el caso de la vacuna del Covid-19, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU ha afirmado que no hay evidencias de que el trastorno esté relacionado con la vacuna.

Cuatro han sufrido parálisis facial
La Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU asegura que no hay evidencias de que esté relacionado con la vacuna©GettyImages

Así es la parálisis de Bell

Afecta a hombres y mujeres por igual y puede desarrollarse a cualquier edad, pero la población de mayor riesgo son las embarazadas, los diabéticos o las personas que padecen enfermedades respiratorias. Los expertos estiman que se dan entre 11 y 40 casos por cada 100.000 habitantes.

¿Cómo se manifiesta? Lo normal es que afecte a un único lado de la cara y dependiendo de la gravedad de la parálisis pueden presentarse síntomas como tics, baboseo, visión borrosa, caída del párpado y de la comisura de los labios, deterioro del gusto, lagrimeo excesivo o sequedad en ojos y boca. A esto hay que añadir que los pacientes pueden sentir dolor antes y durante el desarrollo de la afección además de que existe la posibilidad de sufrir daños en el sistema auditivo como oír de forma distorsionada.

Cuatro han sufrido parálisis facial
Los pacientes con esta parálisis tienen tratamiento y la mejoría parece dos semanas después de los primeros síntomas©GettyImages

Tratamiento y recuperación

No obstante, el pronóstico para las personas que sufren la parálisis de Bell es positivo en la mayor parte de los casos ya que, como hemos apuntado antes, todo dependerá del cuadro de cada enfermo. ¿Hay tratamiento? Sí: los pacientes pueden recibir antiinflamatorios para reducir la hinchazón del nervio facial y también pueden recetarles fármacos antivirales.

Con medicamentos o sin ellos, la mejoría empieza a aparecer un par de semanas tras la aparición de los primeros síntomas y meses después del episodio todo vuelve a la normalidad. Eso sí, hay que tener presente que este tiempo de recuperación puede variar.