1. home
  2. /Noticias

Estos son los síntomas que se podrían experimentar después de ponerse la vacuna contra el Covid-19

Algunos de los voluntarios de los ensayos presentaron cansancio, dolor de cabeza y fiebre

2 Minutos de lectura
Vacuna Covid

La aparición de síntomas después del segundo pinchazo es una buena señal

© GettyImages

Los efectos secundarios presentados después de la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 serán la mejor prueba de que la vacuna es capaz de generar una respuesta inmune. Durante los ensayos de dos de las candidatas más prometedoras, Pfizer y Moderna, la mayoría de los voluntarios se quejó de fiebre leve, fatiga, dolores musculares y dolor de cabeza, sobre todo, después del segundo pinchazo, sin embargo, estas molestias solo duraron unas cuantas horas.

El lado positivo de presentar molestias después de la segunda dosis

De acuerdo con las declaraciones a la cadena CNBC de uno de los voluntarios que participó en las pruebas de la farmacéutica Moderna, horas más tarde de que se le aplicara la segunda dosis comenzó a presentar dolores musculares y de huesos, la fiebre le subió hasta los 38,9° C y la zona del pinchazo se le hinchó al tamaño de un “huevo de gallina”, lo que limitó sus movimientos. Sin embargo, todas estas molestias desaparecieron sin dejar rastro después de un lapso de 12 horas.

Según recoge NIUS Diario, el hecho de que los efectos secundarios aparezcan después del segundo pinchazo es una buena señal. De acuerdo con Drew Weissman, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania, el tipo de síntomas que presentó el voluntario de las pruebas de Moderna “significan que la vacuna está funcionando bien”. “La respuesta inmune a la primera dosis fue muy buena y ahora se están viendo los efectos”, explica el experto, quien también comparte que los efectos secundarios podrían deberse a las nanopartículas de grasa que cubren la secuencia de ARN mensajero.

Vacuna
Si toda la población de España se vacunara, al menos 4,5 millones de personas presentarían síntomas©GettyImages

Moderna, por ejemplo, reportó que en sus ensayos de la fase 3, el síntoma más destacable después de la aplicación de la primera dosis fue un dolor alrededor de la inyección, presentado en el 2,7% de los receptores. Mientras que, con la segunda dosis, los síntomas aumentaron, ya que un 8,9% de los participantes sufrió dolor muscular, un 9,7% presentó fatiga, un 4,5% tuvo dolor de cabeza y un 5,2% dolor de articulaciones. Estos porcentajes significan que, si en España se vacunara a toda la población, al menos 4,5 millones de personas experimentarían al menos alguno de estos síntomas. Por otro lado, durante las pruebas de Pfizer, las cifras fueron más bajas, ya que de los participantes, solo un 2% presentó dolor de cabeza y un 3,8% sintió fatiga.

Respecto a estas posibles molestias, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, asegura que “casi todos los síntomas desaparecen en un máximo de 48 horas”. Sin embargo, ningún participante de las pruebas llegó a sufrir los efectos durante tanto tiempo, ya que los que más duraron con efectos secundarios han declarado que se sintieron mal durante 24 horas.

¿Por qué son eficaces las vacunas de Pfizer y Moderna?

Las vacunas de Pfizer y Moderna tienen dos cosas en común: ambas rondan un 95% de efectividad y las dos utilizan la tecnología del ARN mensajero (ARNm) que otorga inmunidad frente al virus del SARS-CoV-2. El ARNm da la instrucción a las células para que produzcan una porción inofensiva del virus y, una vez que el sistema inmunitario detecta el agente extraño, comienza a generar los anticuerpos necesarios para combatirla. La razón por la que estas vacunas requieren de dos dosis es porque, la primera se encarga de preparar al organismo y la segunda -que se aplicará 21 días después de la primera-, impulsa la respuesta inmunitaria.