1. home
  2. /Noticias

Una anciana de 80 años, ‘experta’ en artes marciales, planta cara a dos atracadores

La mujer de origen belga se defendió con patadas y puñetazos evitando que los asaltantes se hicieran con su botín

2 Minutos de lectura

10 de Diciembre 2020 / 15:37 CET

Pension

La anciana tan solo ha sufrido algunas heridas en las manos

© GettyImages

Cuando dos exmilitares intentaron sorprender y robar a una anciana de 80 años entrando en su domicilio de Adge, al sur de Francia, lo que no se podían imaginar es que los sorprendidos acabarían siendo ellos, no solo porque la mujer era mucho más humilde de lo que en un principio había imaginado, sino por el increíble arrojo de la anciana, que no dudó en plantar cara a los asaltantes.

Sect leader convicted of murder
Los asaltantes, que no tuvieron en cuenta el arrojó de la anciana, tenían pensado acceder al domicilio de la anciana para hacerse con sus joyas ©GettyImages

Los dos atracadores siguieron a la mujer, de origen belga, hasta su domicilio pensando que en su interior escondía una jugosa fortuna, sin embargo y según informa France Bleu, la anciana vivía en una villa modesta junto al río Hérault, hecho que no disuadió a los agresores de sus intenciones que continuaron con su propósito de hacerse con un botín. Armado con un casco de moto y una pistola semiautomática, uno de los asaltantes accedió al domicilio mientras el otro esperaba con una moto en el exterior. Tras tocar el timbre, la anciana, que la prensa francesa, ha descrito como experta en artes marciales, abrió la puerta, pero lejos de asustarse al ver al asaltante, se armó de valor y le dio una patada en los genitales y le propinó varios puñetazos. Una vez descolocado por completo, la mujer comenzó a gritar para alertar a los vecinos, que rápidamente acudieron a su llamada.

El agresor, cuya intención era hacerse con las joyas de la anciana, se fue de vacío y huyó en moto junto a su cómplice. Sin embargo, su huida acabó pronto y ambos fueron detenidos para alegría de la anciana y de sus vecinos. El primero de ellos, el que conducía la moto, no tenía antecedentes penales, sin embargo, el ejecutor del robo era un viejo conocido de la policía y ya había sido condenado previamente en cinco ocasiones, una de ellas por robo agravado, por el que le cayeron tres años de prisión, y fue liberado en abril. Hecho por el cual se enfrenta a un máximo de 20 años de prisión mientras que su cómplice se encuentra en prisión preventiva a la espera de juicio.

La octogenaria, por su parte, se recupera favorablemente de las heridas que sufrió en las manos tras defenderse de su atacante.