1. home
  2. /Noticias

Ingerir gel hidroalcohólico, causa de muerte que crece exponencialmente

Los informes de médicos forenses alertan de muertes por intoxicación al ingerir desinfectante de manos

3 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Dispensador de gel hidroalcohólico

La mayoría de las personas no son conscientes del peligro que supone esta nueva forma de higiene

© GettyImages

La ingesta de desinfectante de manos  a base de alcohol puede matar, advierte un análisis sobre las muertes identificadas en los informes de los médicos forenses publicados en la revista ‘BMJ Evidence Based Medicine’. Sin embargo, el público en general no es consciente de los posibles peligros para la seguridad de esta forma de higiene de las manos, que se ha convertido en algo habitual en los hogares, hospitales, escuelas, lugares de trabajo y lugares públicos a raíz de la pandemia de coronavirus, argumentan los investigadores.

Por ello, consideran que es necesario hacer más para proteger a quienes corren el riesgo de ingerir involuntaria e intencionalmente esta sustancia química, como los niños, las personas con demencia/confusión y las que tienen problemas de salud mental.

Los desinfectantes de manos a base de alcohol están disponibles en formulaciones líquidas, en gel o en espuma. Contienen 60-95% de alcohol etílico (etanol) o 70-95% de alcohol isopropílico (isopropanol).

Solo en el Reino Unido, las intoxicaciones por desinfectantes de manos a base de alcohol notificadas al Servicio Nacional de Información sobre Venenos (NPIS) aumentaron en un 61% entre 2019 y 2020, de 155 (del 1 de enero al 16 de septiembre) a 398 (del 1 de enero al 14 de septiembre).

Dos de estos casos de intoxicaciones no intencionales de niños en el hogar ya se han informado en Australia y Estados Unidos durante la pandemia, dicen los investigadores, que describen otras dos muertes que ocurrieron en hospitales de Inglaterra antes de la pandemia.

En un caso, una mujer joven, detenida en una unidad psiquiátrica y que recibió el antidepresivo venlafaxina, fue encontrada muerta en su cama de hospital 3 días después con un recipiente de gel desinfectante para manos a su lado. El gel era de fácil acceso para los pacientes en la sala desde un dispensador común, y los pacientes podían llenar vasos u otros recipientes con él para guardarlo en sus habitaciones.

Se encontró un alto nivel de alcohol en su sangre y su muerte se atribuyó a “ingestión de alcohol y venlafaxina”. El forense concluyó que la combinación de estas sustancias había suprimido fatalmente su respiración. De acuerdo con las regulaciones, el forense informó del incidente al Departamento de Salud y Atención Social, pero no tiene conocimiento de que se hayan tomado medidas adicionales para evitar más muertes.

Después de una solicitud de Libertad de Información, el fideicomiso del hospital en cuestión dijo que había tomado medidas para prevenir una recurrencia y había sensibilizado al personal sobre los riesgos potenciales asociados con el uso de desinfectantes de manos. Advierten los investigadores que “no existen mecanismos para verificar o monitorear la implementación de estas acciones, ni es posible determinar si las acciones se convirtieron en una práctica estándar”

Anciano ingresado en un hospital
Entre los fallecidos se encuentra un hombre de 76 años que estaba siendo tratado con antidepresivos ©GettyImages

El segundo caso es el de un hombre de 76 años que ingirió involuntariamente una cantidad desconocida de espuma desinfectante de manos a base de alcohol. El hombre tenía antecedentes de agitación y depresión, y estaba siendo tratado con antidepresivos.

Fue ingresado en cuidados intensivos, con la intención de permitir que el alto nivel de alcohol en su sangre se metabolizara naturalmente, pero desarrolló complicaciones y murió 6 días después. Las principales causas de la muerte se registraron como neumonía e intoxicación aguda por alcohol secundaria a delirio agudo y enfermedad arterial coronaria.

Después de la investigación del forense, un artículo de noticias informó que la Fundación había introducido dispensadores con cerradura y que el personal llevaba sus propios desinfectantes portátiles.

En otro artículo de noticias relacionado, el director médico de NHS England declaró que no podía influir directamente en el uso público de desinfectantes a base de alcohol, pero que los riesgos se señalarían con el regulador de medicamentos, la MHRA. Pero no está claro si esto se ha hecho, dicen los investigadores.

Si se hubieran tomado las medidas apropiadas cuando se informó el primer caso, la segunda muerte y los cientos de envenenamientos asociados reportados al NPIS en 2019 y 2020 podrían haberse evitado, sugieren.

Los desinfectantes de manos tienen un papel importante en el control de infecciones, pero estas dos muertes tienen serias implicaciones de seguridad para los centros de salud, el público y otros lugares privados, señalan. “La combinación de una mayor demanda y exposición a desinfectantes de manos a base de alcohol y los impactos negativos del brote de Covid-19 en la salud mental, el apoyo social, la seguridad financiera y los servicios de salud es motivo de grave preocupación, señalan. Esta compleja interacción de problemas puede conducir a un aumento adicional de envenenamientos y muertes que podrían mitigarse si se implementaran las recomendaciones de estas muertes”.

La serie de recomendaciones que hacen para proteger mejor al público incluye la necesidad de una campaña de salud pública para crear conciencia sobre los daños potenciales causados por la ingestión de desinfectantes para manos a base de alcohol y el mandato de etiquetas claras de advertencia en estos productos.