1. home
  2. /Noticias

Un niño le ‘roba’ el móvil a su madre y ordena comida por valor de más de 60 euros

El pequeño aprovechó un descuido de la mujer para hacer uso del teléfono

3 Minutos de lectura

30 de Noviembre 2020 / 15:54 CET

McDonald’s

La orden llegó repartida en 10 bolsas

© GettyImages

Tom es un pequeño hambriento de tres años, originario de Brasil, que se ha vuelto noticia tras tomar sin permiso el teléfono móvil de su madre y hacer un pedido en McDonald’s por más de 60 euros. Raissa Andrade, mamá del menor, declaró que dejó su teléfono descuidado mientras visitaba al doctor, oportunidad que aprovechó el niño para cometer su suculenta travesura.

Según recoge Mirror, el pequeño Tom tomó sin que nadie se diera cuenta, el smartphone de Raissa, lo desbloqueó, entró a la aplicación de pedidos y ordenó comida que parecía que era para toda la familia pero que, en realidad, solo era para él. La orden incluía seis paquetes de happy meal –cada una con un juguete distinto-, 10 batidos, ocho botellas de agua, dos sundaes, una tarta de manzana y, como extra, dos juguetes que encontró en una promoción especial de la app.

Poco menos de una hora después, un repartidor estaba llamando a la puerta para indicar que ya se encontraba fuera con el banquete solicitado. “Sin esperarlo, recibí una llamada de recepción diciendo que había llegado una entrega para mí”, contó Raissa, quien al bajar al portal de su edificio se llevó la sorpresa del enorme pedido a su nombre. Al ver a su madre llegar al piso cargada con las bolsas de comida, Tom le agradeció y se dispuso a revisar que todo estuviera tal cual lo había solicitado. El único problema que tuvo el niño fue que, al revisar, notó que faltaba uno de los juguetes que ordenó, así como su tarta de manzana.

Por suerte para Tom, su madre se tomó con humor la situación y según las propias declaraciones de esta, no podía dejar de reír al darse cuenta de lo que había hecho el niño, pero eso sí, terminó reprendiéndolo por tomar sin permiso las cosas que no son suyas. También contó que, debido a la enorme cantidad de comida ordenada por su hijo, ellos solos no pudieron acabársela y tuvieron que invitar al banquete a varios miembros de la familia que también viven en su edificio.

¿Cómo pudo un pequeño de tres años pedir tanta comida sin ayuda?

Raissa declaró que durante toda la pandemia ha estado ordenando comida a domicilio en frente del menor, lo que llevó a Tom a conocer el proceso. Una vez dentro de la app de McDonald’s, eligió sus comidas favoritas e incluso tuvo la picardía de buscar promociones vigentes para que el pedido saliera más barato. Una vez que estuvo todo agregado al carrito de compra, solo tuvo que pulsar el botón de ‘ordenar’, ya que tanto los datos bancarios de la madre, como la dirección de entrega estaban ya cargados en la aplicación por los pedidos anteriores.

Happy meal
Incluso pidió dos juguetes de happy meal que encontró en promoción©GettyImages

Otros casos de menores que han gastado online el dinero de sus padres

Tom no es el primer caso de un menor que gasta sin permiso el dinero de sus padres a través de Internet. Está claro que los pequeños nativos digitales son cada día más expertos en tecnología, por muy jóvenes que sean y, como los smartphones, tablets y ordenadores son cada día más intuitivos y fáciles de usar, noticias como esta llevan varios años dando la vuelta al mundo.

Por suerte para Raissa, el pedido de Tom fue solo de 60 euros, pero se han dado otros casos en los que algunos menores de edad se han gastado mucho más. Sin ir más lejos, este año, un joven británico se gastó todos los ahorros de sus padres, destinados a su universidad, en compras dentro del videojuego Fifa 20. También en 2020, un adolescente estadounidense se gastó más de 20.000 dólares (unos 16.600 euros) en donaciones a sus ídolos de la red social de streaming, Twitch.

¿Qué hacer si un niño gasta dinero sin permiso en compras online?

Según declaró Víctor Salgado, abogado especializado en derecho informático, a El País, de acuerdo con la regulación española, un menor no está capacitado para contratar ningún servicio por cuenta propia y en caso de querer hacerlo, la contratación requiere que los padres o tutores legales sean quienes la hagan, por lo que si un menor de edad realiza una compra de algún bien o servicio sin el consentimiento de los tutores, los acuerdos generados por esta adquisición son nulos de pleno derecho. Esto depende de si se puede demostrar que los padres no autorizaron la compra proporcionándole los datos de la tarjeta de crédito o de la cuenta bancaria.

tags: