1. home
  2. /Noticias

El bebé que nació pesando 480 gramos y, contra todo pronóstico, logró sobrevivir

El pequeño pasó sus cuatro primeros meses de vida ingresado en terapia intensiva

2 Minutos de lectura

27 de Noviembre 2020 / 15:58 CET

Bebé prematuro

El pequeño permaneció ingresado 133 días antes de ser dado de alta

© GettyImages

Russell Williams Jr. es un bebé originario de Luisiana, Estados Unidos, que a pesar del mal pronóstico que tenían respecto a su supervivencia los médicos que lo recibieron al nacer, ha logrado salir adelante después de llegar al mundo con tan solo 22 semanas de gestación y con un peso de 480 gramos. Después de su nacimiento, el pequeño comenzó una larga lucha por mantenerse con vida ya que, de inicio, tuvo que pasar cerca de cuatro meses dentro de una incubadora e ingresado en terapia intensiva, antes de poder ser dado de alta.

De acuerdo con información recogida por Televisa, Natasha Williams, madre del bebé, compartió que su embarazo fue sumamente difícil ya que, hasta antes de concebir a Russell, previamente había sufrido tres abortos espontáneos, por lo que cuando superó su primer trimestre de gestación, supuso que en esta ocasión todo marcharía mejor. Lamentablemente, al cumplir cinco meses y medio de embarazo, unos fuertes dolores la hicieron acudir de emergencia al hospital, en donde le dieron la noticia de que su hijo tenía que nacer a pesar de no completar ni siquiera el sexto mes.

Una vez que el pequeño fue recibido en el quirófano por los especialistas, estos tuvieron desde el principio grandes dudas de que el niño se pudiera desarrollar favorablemente. Sin embargo, las pocas esperanzas de la mayor parte del equipo médico que atendió el parto de Natasha iban en contra con la opinión de Jay Goldsmith, la neonatóloga a cargo del caso, quien desde un principio aseguró: “Yo sé que será un guerrero”, palabras que, hasta hoy, los padres de Russell recuerdan con emoción ya que el buen vaticinio de la doctora se haría realidad meses después.

Bebé prematuro
Russell salió del hospital pesando 4 kilos©GettyImages

Con el paso de los días, el caso de Russell siguió tornándose difícil, ya que además de su inmadurez, el pequeño había nacido con ictericia, una condición que causa que la piel se vuelva amarillenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre y que puede derivar en problemas en el hígado. Sumado a esto, al bebé también le fue diagnosticada una serie de padecimientos que hacía que su tratamiento fuera aún más complejo.

Finalmente, y contra todo pronóstico, Russell fue dado de alta tras 133 días de haber permanecido ingresado en la unidad de cuidados intensivos, gracias a todo el empeño mostrado por los médicos a cargo del niño, quien pasó de pesar menos de medio kilo a pesar cuatro kilos. El día del alta, los padres de Russell llegaron a primera hora al hospital con una silla porta bebé montada dentro de su cochecito, el cual había sido adornado con listones dorados y con una gran corona en la parte del manillar.

La alarmante estadística de la que Russell no formó parte

Las estadísticas realizadas por expertos respecto al porcentaje de probabilidades de supervivencia que tiene un prematuro, tomando en cuenta su tiempo de gestación, indicaban que Russell solo tenía un 14% de posibilidades de salir adelante, situación que sus padres conocían y que nunca los desanimó a pesar del estado de inmadurez que presentó su pequeño hijo al nacer. En Estados Unidos, apenas uno de cada 10 bebés nacidos prematuramente consigue desarrollarse, lo que hacía el caso de Russell aún más complejo y, para algunos de los especialistas, incluso imposible.

tags: