1. home
  2. /Noticias

Las ganas de estudiar de un joven siberiano lo llevan a escalar un árbol de 10 metros de altura para captar la señal de Internet

La mala conexión en su aldea lo ha hecho tener muchos problemas desde que comenzó a recibir sus clases online

2 Minutos de lectura

26 de Noviembre 2020 / 01:36 CET

Omsk, Russia

La conexión en su aldea, en Siberia, apenas y alcanza unos 2G

© GettyImages

Alexéi Dudoladov es un joven estudiante originario de la aldea de Stankevichi, en Siberia, que desde el comienzo de la pandemia por coronavirus -que derivó en el cierre de los centros universitarios- se ha visto muy afectado al asistir a sus clases vía online. La principal razón de sus problemas ha sido que en su localidad no hay buena señal de Internet y la conexión apenas alcanza unos 2G, por lo que a Alexéi le ha resultado sumamente difícil seguir sus lecciones, más no imposible, ya que el joven ideó una forma de captar mejor la conexión: trepar por un árbol de 10 metros y dejar que la altura le ayude a recibir la señal que necesita para continuar con su educación universitaria. Su hazaña se ha hecho viral y ha conseguido que las autoridades muestren interés al respecto.

Gracias a TikTok, logró captar la atención de las autoridades

Alexéi Dudolanov estudia Ingeniería Mecánica Naval en el Instituto de Transporte Cuántico, ubicado en la ciudad de Omsk, Rusia, y sus problemas de conexión comenzaron cuando, a raíz de la pandemia, tuvo que volver a su pequeña aldea en la que solo habitan 50 personas y donde “la conexión a Internet es pésima”. El universitario ha reconocido que desde su casa le es muy difícil seguir las clases, situación que le supuso un problema desde el día en que dejó de asistir a la universidad de manera presencial.

Después de asumir su situación, Alexéi decidió tomar las cosas con filosofía y abrir una cuenta en la red social de moda. Desde entonces comenzó a mostrar a los usuarios de TikTok cómo era la vida en la granja de sus padres. El joven conversaba prácticamente todos los días con sus seguidores, los cuales se han ido sumando hasta llegar a unos 150.000. Una tarde, mientras grababa uno de sus vídeos cortos, vio que a sus espaldas había un gran árbol de abedul al que podía trepar y desde allí probar si la conexión a Internet era mejor que desde la granja. “En mi pueblo no hay cable y mucho menos fibra óptica; solo se puede usar Internet móvil y solo de 2G, pero la cobertura es muy mala. No se pueden descargar vídeos y la señal no da para seguir una clase por Zoom (…) Traté de explicar en la facultad que para bajarme el material debía subirme a un árbol, pero no me creyeron. Debieron pensar que me quería saltar las clases”, narró Dudoladov en una de sus publicaciones.

En la copa del árbol, Alexéi debe tolerar una temperatura de 10 grados bajo cero©GettyImages

Cansado de tener que trepar a su abedul, en donde además debe tolerar una temperatura de 10 grados bajo cero, para descargarse los apuntes, Alexéi hizo un llamamiento a las autoridades a través de vídeo publicado en sus redes sociales, el cual alcanzó 2,5 millones de visualizaciones en TikTok y más de 60.000 en Instagram. La denuncia del joven logró que Alexander Burkov, gobernador de Omsk, le prometiera que resolvería el problema, hecho que Alexéi compartió con sus seguidores, pero haciendo hincapié en que Burkov aún no ha especificado ni cómo ni cuándo resolverá el problema de conexión de la zona.

Por ahora y mientras el gobernador cumple con su promesa y soluciona el problema, Alexéi ya cuenta con un plan de estudios personalizado por parte de su universidad. “Pero… ¿qué pasará con el resto de los estudiantes de otros pueblos afectados por la misma situación? ¿Tendrán que seguir saliendo a la carretera o trepando al tejado de sus casas para poder estudiar?”, ha publicado el aún inconforme universitario en TikTok, después de prometer que seguirá de cerca su denuncia hasta que en efecto las autoridades apoyen a todos los niños y jóvenes que, al igual que él, están batallando para dar sus clases online.