1. home
  2. /Noticias

Una boda con más de 7.000 asistentes: así se saltaron todos los protocolos anticoronavirus

Tuvo lugar a principios de noviembre en Nueva York a pesar de que las autoridades sanitarias habían prohibido el evento

2 Minutos de lectura
Hasidic Wedding Ordered Shut Down By Governor Cuomo In New York City

La sinagoga donde se celebró el enlace tiene capacidad para 7.000 personas y el aforo estaba completo

© GettyImages

A principios de noviembre Nueva York acogió un evento multitudinario en plena pandemia, pero la ciudad no se enteró. Había permanecido envuelto en un absoluto secretismo hasta que The Jerusalem Post y el New York Post han desvelado la boda del nieto del Gran Rabino Aaron Teitelbaum, jefe de la comunidad Satmar en el estado de Nueva York… a la que asistieron más de 7.000 personas sin respetar las medidas necesarias para frenar al coronavirus.

El enlace de Joel Teitelbaum se celebró en la sinagoga Satmar Kiryas Joel, ubicada en el vecindario de Williamsburg (Brookyn). En las imágenes difundidas por los citados medios estadounidenses se puede ver a miles de judíos cantando, saltando y balanceándose juntos en las gradas… sin mascarilla ni distancia de seguridad.

Hasidic Wedding Ordered Shut Down By Governor Cuomo In New York City
las autoridades sanitarias prohibieron el enlace en octubre porque no cumplía con la normativa vigente ©GettyImages

Prohibida en octubre

Lo cierto es que el Departamento de Salud del estado frenó la ceremonia en octubre debido a que este tipo de acontecimientos suelen tener una afluencia masiva. Así las cosas, las autoridades emitieron y entregaron una ordena a la sinagoga para detener el evento ya que incumplía la prohibición de congregación masiva por la pandemia.

Según informa The Jerusalem Post, el salón interior tiene una capacidad para 7.000 personas y estaba en su máximo aforo. Actualmente, la legislación de Nueva York establece que una casa de culto con esas características tendría un aforo del 50 por ciento de su capacidad y las personas no convivientes deben mantener una distancia de dos metros y usar mascarillas.

  

Sin pruebas escritas

A pesar de todo esto, la boda se organizó en secreto para ocultársela a los funcionarios estatales y municipales. En un artículo en la publicación Der Blatt de la comunidad recogido por el New York Post, los organizadores informaban que planeaban ocultar el enlace de “la prensa voraz y los funcionarios del Gobierno”. ¿Cómo lo consiguieron? Toda la información, los avisos y las invitaciones al acto se hicieron mediante el boca a boca para no ser detectados.

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, ha anunciado que abrirán una investigación: “Si eso ocurrió fue un flagrante desprecio de la ley. Es ilegal y fue una falta de respeto a la gente de Nueva York”. Y es que la comunidad ortodoxa no ha querido cumplir las restricciones impuestas a causa del coronavirus y varias veces han salido a protestar por las medidas: no se fían de las vacunas ni de los métodos de contención de las enfermedades infecciosas.