Cómo la mentira de un español a los rastreadores de covid provocó un duro confinamiento en Australia

Las autoridades del país están investigando el caso y amenazan con llegar a deportarlo

2 Minutos de lectura

21 de Noviembre 2020 / 17:36 CET TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS

South Australians Adjust To Life Under Lockdown Following Community COVID-19 Outbreak

El español podría llegar a ser deportado

© GettyImages

La Policía australiana ha informado de que está estudiando la posible deportación a España de un ciudadano español que mintió sobre sus dos trabajos, en un hotel y en una pizzería, y que habría sido responsable de un brote de coronavirus que ha obligado a confinar el estado de Australia Meridional. El comisario de Policía Grant Stevens ha indicado que la investigación sobre la Pizzería Bar Woodville (en la localidad del mismo nombre, en el sur de Australia), está aún en su fase inicial, pero el “principal sospechoso” es un hombre de 36 años y nacionalidad española que se encuentra en el país con un visado de finalización reciente de estudios que expira a mediados de diciembre.

“Si esta persona hubiera sido más sincera con nosotros no habríamos tenido que ordenar un confinamiento de seis días”, ha argumentado el responsable de la policía. “Este elemento nos empujó a endurecer desde el martes el nivel de las restricciones”, ha añadido.

Al ser interrogado por una posible deportación del hombre cuando caduque su visado, Stevens ha explicado que “lo que ocurra en relación con su situación como individuo en Australia dependerá del resultado de nuestra investigación”.

South Australians Adjust To Life Under Lockdown Following Community COVID-19 Outbreak
El comisario de Policía Grant Stevens©GettyImages

“Queremos hablar con otras dos personas más que creemos que pueden ayudarnos en la investigación”, ha apuntado Stevens en declaraciones recogidas por el periódico ‘The Australian’. Un total de 20 detectives trabajan en el caso. Previamente, la máxima autoridad de Australia Meridional había subrayado que mentir durante una pandemia global “es algo muy, muy grave”. ”Hay una investigación abierta y, francamente, creo sinceramente que tiene que haber consecuencias. No queremos ver este tipo de comportamientos”, ha remachado.

Según recoge el mismo medio, al parecer el español es empleado de un hotel en el que el pasado fin de semana se detectó un brote de coronavirus, pero mintió a los rastreadores al ocultar que era también trabajador de una pizzería en la misma ciudad. Las autoridades creían que el investigado se había contagiado al adquirir una pizza en el establecimiento, sin embargo descubrieron que en realidad trabajaba allí como ayudante de cocina, además de ser vigilante de seguridad en un hotel en el que se detectó un brote.

Ahora tratan de averiguar cómo el trabajador, que está en cuarentena, pudo confundirles hasta hacerles decretar el confinamiento más duro en el país hasta el momento, con la prohibición desde el miércoles por la noche de hacer ejercicios al aire libre y pasear a las mascotas.

Hasta el momento se han detectado 26 contagios relacionados con la pizzería y una persona sigue hospitalizada. Los rastreadores ha contactado con más de 5.400 personas vinculadas con este brote. Tras dos picos de menos de 1.000 contagios diarios, Australia ha logrado controlar la propagación del coronavirus y en su último informe oficial recoge solo 14 casos durante la jornada del sábado. En total acumula 27.806 casos y 907 muertes.