Un brote de Covid saca a la luz la precaria situación de los trabajadores de una fábrica en Malasia

Los empleados de la mayor fábrica de guantes sanitarios del mundo llevaban denunciando los abusos desde marzo

2 Minutos de lectura

18 de Noviembre 2020 / 18:11 CET

Fábrica de guantes sanitarios

La mayoría de los empleados trabajaba bajo condiciones precarias

© GettyImages

Top Glove, el mayor fabricante de guantes sanitarios a nivel mundial ha puesto en cuarentena a 5.700 trabajadores en Malasia con el fin de controlar un brote de coronavirus dentro de una de sus fábricas. Después de darse a conocer la presencia del virus entre los empleados del lugar, ha salido a la luz que la mayoría de ellos eran inmigrantes y que han estado trabajando bajo condiciones de trabajo precarias, sin medidas de seguridad y sin distanciamiento social, contrario a las indicaciones del gobierno del país.

Según un comunicado emitido por Top Glove, las autoridades sanitarias han suspendido parcialmente las actividades en la fábrica que la empresa tiene en Meru, en Malasia, hasta el próximo 30 de noviembre, lo que afecta al 27% de sus 21.000 trabajadores. “La mayor parte de los trabajadores afectados son asintomáticos hasta el momento”, ha declarado la compañía en el comunicado, aunque hasta ahora la empresa no ha especificado cuál es el número exacto de empleados que han dado positivo por Covid-19 en las pruebas PCR.

Las denuncias de abuso de los empleados de Top Glove

Andy Hall, el líder del sindicato de los trabajadores de Top Glove, ha alzado la voz en contra de la empresa al revelar que los obreros habían denunciado desde marzo de este año que dentro de las instalaciones y durante sus jornadas laborales, los métodos de prevención, así como el distanciamiento social eran medidas de seguridad que no se estaban respetando dentro de la fábrica, lo que probablemente ha derivado en los contagios de varios de los jornaleros. Esta situación no ha sido exclusiva de la empresa, ya que en todo el país uno de los grupos más afectados por los contagios de Covid-19 ha sido precisamente el de los trabajadores inmigrantes, que ya suman más de 48.500 infectados y más de 300 muertes a causa del virus del SARS-CoV-2.

Fábrica de guantes
Los operarios estarán confinados hasta el 30 de noviembre©GettyImages

Algunas de las prácticas de explotación denunciadas por los operarios extranjeros, quienes por lo regular viven hacinados en pequeños dormitorios, han sido la confiscación de sus pasaportes, la restricción de días libres a los que tienen derecho y, los injustos recortes de sueldo a pesar de superar las 84 horas de trabajo semanales. Los obreros también han denunciado no tener libertad para ir a ningún lugar y tener restringidos sus movimientos sin ninguna explicación por parte de los jefes de área. Después de que se dieran a conocer las condiciones de trabajo dentro de la compañía, trascendió que, desde el pasado julio, Estados Unidos ha prohibido la importación de guantes fabricados por las subsidiarias de Top Glove, debido a los supuestos abusos laborales, a pesar de que la empresa haya declarado que las situaciones denunciadas por sus empleados ya han sido resueltas.

¿Qué es Top Glove?

La compañía es la mayor productora de guantes médicos a nivel mundial, con una producción de más de 90.000 millones de piezas al año distribuida en 41 fábricas en Malasia, cuatro en Tailandia, una en China y otra en Vietnam. A raíz de la pandemia, la empresa ha multiplicado exponencialmente sus beneficios, registrando las mayores ganancias en toda su historia con un 365% de crecimiento, lo que representa unos 71 millones de euros.