Informar del coronavirus en Wuhan: el delito por el que una periodista china se enfrenta a cinco años de prisión

Se le acusa de ‘provocar altercados y provocar problemas’, un delito que se emplea a menudo con disidentes y críticos

2 Minutos de lectura

17 de Noviembre 2020 / 18:23 CET

Activista china
Informar del coronavirus en Wuhan: el delito por el que una periodista china se enfrenta a cinco años de prisión © CHRDnet

La periodista china Zhang Zhan, de 37 años, viajó a Wuhan, considerado el epicentro de la pandemia mundial de coronavirus, para informar de la crisis sanitaria en la ciudad. Advirtió sobre las detenciones de otros periodistas, sobre el acoso a familiares de víctimas de covid que pedían una explicación y sobre el mal estado de los alimentos que se repartían durante las 11 semanas del confinamiento más estricto. Todo eso le podría acarrear hasta cinco años de prisión por un delito de “provocar altercados y buscar problemas”, con el que se acusa a menudo a disidentes y críticos con las autoridades, según indica la ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD), que defiende los derechos humanos en el país asiático.

Está detenida en Shanghái desde el pasado mes de mayo, si bien no recibió la acusación formal hasta septiembre, si bien ha sido ahora cuando se han dado a conocer públicamente los cargos a los que se enfrenta. En concreto, se le acusa de difundir información falsa a través de las redes sociales y de medios de comunicación de otros países, puesto que habría concedido dos entrevistas a una radio y a un periódico estadounidense (el periódico en cuestión es Epoch Times, fundado por personas de origen chino que emigraron a Estados Unidos huyendo del régimen comunista).

Zhan no trabajaba para ninguna empresa periodística. Es una abogada que decidió ejercer el conocido como periodismo ciudadano en un momento clave para su país y, como se vería poco después, para el mundo. Fue al lugar de los hechos y, a través de Twitter, Youtube y la app de mensajería instantánea WeChat, contaba lo que veía.

Y lo que veía iba mucho más allá de lo que ocurría en los hospitales: la comida podrida que recibían los ciudadanos durante las 11 semanas del más estricto confinamiento en la ciudad, así como el hostigamiento a quienes exigían responsabilidades por el fallecimiento de algún familiar a causa del virus. Habló, además, de las tasas a las que los residentes en Wuhan se veían sometidos para poder realizarse las pruebas del coronavirus y de los arrestos de otros periodistas independientes por los mismos delitos con los que la acabarían acusando a ella. Entre ellos, el también abogado Chen Qiushi, el empresario Fan Bing o el reportero Li Zehua, que fue puesto en libertad en abril.

Wuhan
El estricto confinamiento en Wuhan duró once semanas©GettyImages


Después de ser detenida, Zhan se declaró en huelga de hambre el 2 de septiembre, pero la obligaron a comer por la fuerza, según Chinese Human Rights Defenders, que también señalan la debilidad en la que se encuentra la activista, a la que habrían negado su derecho a ser representada por el abogado que ha elegido. No es la primera vez que Zhang Zhan es arrestada por difundir información contraria a las autoridades, ya que su apoyo a las protestas de Hong Kong en 2019 la llevaron a estar tres meses en prisión, tiempo durante el cual fue sometida a exámenes psiquiátricos en contra de su voluntad en dos ocasiones.