La peor compañera de piso: una inquilina intenta envenenar a la familia con la que convivía con lejía e insecticida

Varias veces se sintieron mal después de notar que los alimentos tenían un sabor y un olor extraños

2 Minutos de lectura

12 de Noviembre 2020 / 13:19 CET

Echaba lejía y pesticida en su comida

La mujer, de 70 años, echaba lejía y pesticida en los platos que preparaba para la familia con la que vivía

© GettyImages

Compartir piso puede ser toda una aventura: hay convivientes que viven en perfecta armonía, pero para otros el día a día se puede convertir en un auténtico suplicio. Precisamente esto es lo que le ha ocurrido a una familia de Móstoles que alquiló una habitación a una mujer… que intentó envenenarlos vertiendo productos tóxicos en su comida.

Vamos con los hechos. Los dueños de piso (una mujer ecuatoriana de 45 años y sus dos hijos) deciden alquilar una de sus habitaciones a una señora uruguaya de 70 años. Durante varios meses son varias las ocasiones en las que se encuentran mal, empiezan a sospechar y, tras investigar a su compañera de piso, comprueban que está echando lejía e insecticida en su comida y en su bebida.

Fue a finales de agosto cuando una de las víctimas decidió denunciar lo que estaba sucediendo ante las autoridades policiales a las que explicó que creía que su inquilina estaba intentando envenenarla a ella y a su familia. ¿En qué se basaba? Llevaban varios meses notando un sabor extraño y un fuerte olor en los platos que dejaba preparados para ella y para sus hijos. A esto hay que añadir que sufrieron mareos y náuseas, aunque nunca llegaron a ingresar en el hospital.

Echaba lejía y pesticida en su comida
Fueron varias las veces que sus compañeros de piso sufrieron mareos y náuseas después de comer esos alimentos©GettyImages

Cámaras ocultas en el domicilio

La familia empezó a sospechar de su compañera de piso porque ya habían tenido problemas de convivencia. Todo apuntaba a que era ella la responsable de que los alimentos tuviesen ese mal sabor ya que tenía un fácil acceso a la comida, pero necesitaban una confirmación. Para conseguirla colocaron cámaras de seguridad ocultas en la cocina de la casa y las grabaciones les dieron la prueba que necesitaban.

Colocaron un dispositivo en uno de los enchufes, pero las imágenes captadas con él no pudieron demostrar las intenciones de la mujer. El segundo, ubicado en la lámpara del techo, sí pudo detectar y dejar constancia de sus acciones. Al verificar el material audiovisual comprobaron que vertía algún tipo de producto en sus alimentos. Con esta información en su poder dejaron el caso en manos de los agentes de la Policía Judicial de la comisaría de Móstoles encargados de la investigación.

Echaba lejía y pesticida en su comida
La acusada asegura que todo ha pasado porque desinfectaba todo meticulosamente a causa del coronavirus©GettyImages

La versión de la acusada

Cuando comprobaron las grabaciones procedieron a detener a la inquilina, que está acusada de un presunto delito de tentativa de homicidio. Además, después de pasar a disposición judicial, se ha decretado una orden de alejamiento respecto a las víctimas.

La mujer, por su parte, ha querido defenderse de las acusaciones negando que su intención fuera causar daño a sus compañeros de piso. Ha escudado su defensa en que “fumigaba todo y lavaba los utensilios de la cocina con lejía” porque tenía miedo de sufrir un contagio por coronavirus. Y es que aunque las cámaras ocultas desvelan cómo vertía productos en los platos, ella ha afirmado que los alimentos sabían y olían a detergente porque desinfectaba todo meticulosamente.

tags: