Los interrogantes de la vacuna de Pfizer: algunos voluntarios describen sus efectos secundarios

Los ensayos clínicos se están realizando con más de 43.500 personas repartidas en seis países del mundo

2 Minutos de lectura

11 de Noviembre 2020 / 11:10 CET

Pfizer Says Experimental COVID-19 Vaccine

Los ensayos clínicos de Pfizer se están realizando con más de 43.500 personas de seis países diferentes

© GettyImages

La vacuna experimental de Pfizer contra el coronavirus ha mostrado una efectividad del 90% en la última fase de su ensayo clínico. Este ha sido el resultado obtenido en las pruebas que han realizado con más de 43.500 voluntarios repartidos en seis países del mundo. Una invitación a la esperanza que hay que aceptar con cierta precaución ya que aún son muchos los interrogantes: así son los efectos secundarios causados por el fármaco.

Para que este antídoto consiga la autorización que permite su venta, debe ser analizado y revisado por los organismos reguladores de los distintos países. Y este no es el único reto al que se enfrenta ya que, por ahora, se desconoce su durabilidad y el riesgo de sufrir efectos secundarios a largo plazo. Lo que sí se conocen son las secuelas de la doble inoculación del antídoto de Pfizer.

Como una gripe o una resaca severa

Los ensayos realizados por la farmacéutica se han llevado a cabo en doble ciego, es decir, los participantes no sabían si habían recibido la vacuna o un placebo. El periódico británico The Mirror ha hablado con tres personas que han participado en los ensayos clínicos: dos de ellos recibieron el inoculante y comparan el proceso con el de la gripe o con el de una resaca severa.

Algunos de los voluntarios hablan de los efectos secundarios
Se han llevado a cabo en doble ciego, es decir, no sabían si habían recibido la vacuna o un placebo©GettyImages

Carrie tiene 45 años y es de Misuri, Estados Unidos. Se unió a las pruebas de Pfizer impulsada por el deber cívico que sentía y con el objetivo de aportar su granito de arena en la lucha contra el coronavirus. Así las cosas, explica que sintió dolor de cabeza, de articulaciones y fiebre asegurando que los efectos secundarios después de la primera inyección fueron como los de una vacuna contra la gripe. Eso sí, advierte que fueron más fuertes tras el segundo pinchazo.

Glenn Deshields (44 años) es de Texas y comparó las secuelas de la vacuna con “una resaca severa”. Cree que sí recibió el antídoto porque cuando se hizo la prueba de anticuerpos dio positivo: una reacción que le hizo confiar en la vacuna. Bryan tiene la teoría de que le dieron el placebo ya que no sintió una respuesta inmune y, después de recibir sus dos dosis, tanto él como toda su familia fueron contagiados por su hija. Afortunadamente todos se han recuperado.

US-HEALTH-VIRUS-STOCKS
El 43‘8 por ciento de los españoles no se vacunaría de manera inmediata©GettyImages

¿Los españoles se vacunarían?

El pasado mes de octubre, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) llevó a cabo un barómetro especial para medir la postura de los ciudadanos españoles ante los diferentes inoculantes que se están desarrollando contra el Covid-19. El 43‘8 por ciento no se vacunaría inmediatamente y el 40,2 sí lo haría; el porcentaje restante corresponde a aquellos que ni siquiera se han planteado la posibilidad.

Eso sí, la pregunta propone varios escenarios que aportan matices a esas respuestas:

  • El 2,2 por ciento se la pondría si le garantizan que es fiable y ya ha sido probada.
  • El 0,2 por ciento estaría dispuesto a vacunarse dependiendo del origen del inoculante.
  • El 0,2 por ciento asegura que lo haría si tiene información suficiente sobre los posibles efectos adversos a la salud.
  • El 0,2 por ciento procedería a ello por recomendación de las autoridades políticas, científicas o sanitarias.