Todo lo que hay que saber sobre la vacuna de Pfizer: ¿cuántas dosis hay? ¿Llegará a España?

El anuncio de la farmacéutica ha provocado un aluvión de preguntas acerca del inoculante sobre el que está trabajando

3 Minutos de lectura

10 de Noviembre 2020 / 12:04 CET

US-HEALTH-VIRUS-STOCKS

La vacuna experimental de Pfizer contra el coronavirus muestra una efectividad del 90% en la última fase de su ensayo

© GettyImages

La semana empezaba con una buena noticia para el mundo: la vacuna experimental de Pfizer contra el coronavirus mostraba una efectividad del 90% en la última fase de su ensayo clínico. Un anuncio que ha generado un aluvión de preguntas: ¿quién es esta compañía? ¿Cuánto tardará en estar listo su antídoto? ¿Cuándo llegará? ¿Sus dosis se usarán en España?

Antes de responder a estos interrogantes con la información que hay disponible es necesario hacer una serie de apuntes sobre el logro de Pfizer. Estos resultados son los primeros obtenidos tras analizar a los miles de voluntarios que recibieron las dos dosis de la vacuna y necesitan más información.

Todavía no hay datos a largo plazo, es decir, se desconoce la durabilidad y el riesgo de sufrir efectos secundarios y para conseguir la autorización que permita su venta, debe ser analizada y revisada por los organismos reguladores de los distintos países. Hechas estas aclaraciones, es hora de repasar todo lo que se sabe sobre Pfizer y su inoculante.

Todavía no tienen toda la información
En 2020 habría 50 millones de dosis y en 2021 este número crecería hasta los 1.300 millones©GettyImages

¿Cuántas vacunas hay?

El fabricante de medicamentos ha asegurado que en 2020 podría administrar 50 millones para todo el mundo… como máximo. Y teniendo en cuenta que cada dosis implica dos unidades, en realidad estaríamos hablando de 25 millones.

Europa está negociando un acuerdo con la compañía farmacéutica para asegurarse 200 millones de dosis y una opción sobre 100 millones más complementarios. Eso sí: la operación todavía no está cerrada. Con las cantidades a la vista, todo apunta que el turno del Viejo Continente llegaría en 2021: año para el que Pfizer tiene previsto fabricar 1.300 millones de antídotos, es decir, 650 millones para 1.000 millones de personas.

¿Llegará a España?

Según las directrices adoptadas por la Unión Europa en las negociaciones que ha llevado a cabo con otras farmacéuticas, todos los Estados miembros tendrán un acceso proporcional a las dosis disponibles.

Si Europa compra 300 millones, a España llegarían 30 millones que son 15 millones de vacunas para 47 millones de ciudadanos. Si, finalmente, son 200 millones esa proporción se reduciría: 20 millones y, en consecuencia, 10 millones de antídotos. Cada país será el encargado de hacer el pertinente reparto de inoculantes.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han creado un grupo de trabajo para decidir quiénes deben recibir antes las vacunas, pero, de momento, nada se sabe al respecto. Las hipótesis apuntan a que se diseñaran grupos prioritarios como ciudadanos mayores, personas vulnerables o trabajadores sanitarios… pero no hay nada firme.

Todavía no tienen toda la información
En la Unión Europa, los países tendrán un acceso proporcional a los inoculantes©GettyImages

¿Cuándo llegará la vacuna de Pfizer?

Tal y como explicó Cinco Días, si Europa cierra el acuerdo, las primeras entregas se producirían a finales de 2020 sujetas, siempre, al éxito clínico y la autorización regulatoria. Esto quiere decir que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) deberá revisarla para autorizar su venta, algo que sólo se producirá “si el balance beneficio-riesgo es positivo tras una evaluación de la calidad seguridad y eficacia del producto”.

Otro factor a tener en cuenta para poder dar fechas estimadas es el almacenamiento del antídoto: la vacuna de Pfizer debe estar a menos de 70 grados en envases diseñados de forma específica por la propia compañía. Tal y como informa The Times, estos recipientes contienen hielo seco, sólo se pueden abrir durante un minuto y no más de dos veces al día.

Este proceso dificulta el suministro a los pacientes y plantea la necesidad de contar con un equipamiento especial y necesario para almacenar las dosis antes de su uso. Una preparación que requiere unos plazos que podrían afectar a la llegada del producto de Pfizer.