Bethany, la joven universitaria que fue encontrada muerta en su habitación tras dar positivo en covid

Hacía cuarentena en su residencia y le había dicho a su familia que se estaba recuperando, pero dos días después la encontraron sin vida

2 Minutos de lectura

09 de Noviembre 2020 / 11:29 CET

Brittany, la joven universitaria que fue encontrada muerta en su habitación tras dar positivo en covid

Brittany le había dicho a su ga

© GoFundMe

Bethany Nesbitt tenía 20 años y era estudiante de psicología en “Grace College”, en Winona Lake, Indiana. Su cuerpo fue encontrado sin vida en su dormitorio de la residencia universitaria mientras hacía cuarentena tras tener síntomas relacionados con el coronavirus . Días antes de su muerte, ella acudió a urgencias por un descenso preocupante en su nivel de saturación de oxígeno. “Un médico de la sala de emergencias determinó que Bethany muy probablemente tenía COVID-19, pero no era un caso grave y parecía estar recuperándose”, explicó en un tuit Stephen.

Los resultados de la autopsia revelados por el médico forense del condado confirmaron el positivo de Bethany y la causa de muerte, que consideró “natural debido a una embolia pulmonar que no se había detectado previamente”.

Una embolia pulmonar es un bloqueo de una arteria en los pulmones, más comúnmente debido a un coágulo de sangre. El propio forense explicó que el Covid-19 contribuyó a la muerte de la joven.

Brittany, la joven universitaria que fue encontrada muerta en su habitación tras dar positivo en covid
La joven le había dicho a su familia que se estaba recuperando©GoFundMe

Según cuenta su hermano, Stephen Nesbitt, periodista deportivo de The Athletic, Bethany empezó a tener síntomas relacionados con el coronavirus una semana antes de su muerte y luego dio positivo por coronavirus pero que debido a un error administrativo nunca recibió los resultados de su PCR.

CUMPLIÓ CON LOS PROTOCOLOS Y SE PUSO EN CUARETENA

Ante los resultados del médico, la joven decidió ponerse en cuarenta en su habitación individual que tenía en la residencia universitaria. Además llevaba siempre mascarilla y cumplió las medidas de distanciamiento social. El 28 de octubre le dijo a su “familia que no había tenido fiebre durante 24 horas y que sus niveles de oxígeno se estaban normalizando” y que estaba ”animada”, sin embargo, dos días después la encontraron sin vida en su habitación.

  

Stephen ha contado que la familia está desolada ante esta trágica e inesperada pérdida. Y pide a la sociedad que se conciencia y se “tome este virus en serio” alentando a tomar las precauciones de seguridad adecuadas.

“Esta pérdida es para siempre. Le suplicamos que se tome este virus en serio. Y oramos por su salud y seguridad en esta temporada navideña”.

Su familia la recuerda como una joven apasionada con ayudar a los demás y con un gran sentido del humor. Bethany Nesbitt era la menor de nueve hermanos y quería especializarse en niños enfermos y discapacitados, además iba a graduarse en mayo.