Conmoción en Chicago, Estados Unidos, por la muerte de un niño de 9 años a manos de su hermano mayor, de 13

Después de semanas del suceso y de haber culpado a su abuela y a su hermana de cinco años, el hermano de la víctima finalmente ha confesado qué fue lo que pasó

2 Minutos de lectura

07 de Noviembre 2020 / 11:39 CET

Zona acordonada

El padre de los niños había dejado a sus tres hijos bajo el cuidado de su abuela

© GettyImages

Un niño de nueve años murió después de recibir un tiro en la cabeza, mientras se encontraba jugando en su casa, con su hermano de 13 años el pasado 7 de octubre en Chicago, Estados Unidos. De acuerdo con informes de los fiscales del condado de Cook, después de los acontecimientos, el hermano mayor de la víctima aseguró que el disparo fue propinado por su abuela, declaración que fue modificada unos días más tarde, cuando aseguró que la culpable había sido su hermana pequeña, de cinco años. Tras los hechos, Adrien Lipscomb, padre de los niños y dueño del arma, fue detenido y acusado de poner en peligro a sus hijos menores de edad, ya que fue él quien dejó las armas al alcance de los menores. Finalmente, y después de ver a su padre de 38 años tras las rejas, el adolescente confesó que fue él quien por accidente disparó el arma en medio de lo que era una tarde de juegos con su hermano.

¿Cómo se dio el trágico suceso en el que el adolescente de 13 años dispara a su hermano de nueve?

Según informes de la cadena de radio local WBBM, los fiscales han declarado que el día de los hechos, el padre de los niños había dejado a sus tres hijos bajo el cuidado de su abuela mientras llevaba al hospital a su esposa. Antes de salir de la vivienda, Lipscomb no se percató que había dejado al alcance de sus hijos dos pistolas cargadas y sin el seguro puesto, lo que provocó que cuando los niños las cogieron para jugar con ellas, el accidente tuviera lugar.

Tras el disparo, los oficiales recibieron una llamada de emergencia a la 1:45 de la tarde. Una vez en el domicilio de la familia, los agentes descubrieron a la víctima en un charco de sangre y aún con vida, sin embargo, el niño fue declarado muerto en el hospital horas más tarde. La abuela, quien estaba en la casa durante el accidente, declaró no haber presenciado el disparo, a pesar de que su nieto mayor la culpara a ella y a su nieta de cinco años por lo sucedido.

Pistola
Lipscomb no se percató que había dejado al alcance de sus hijos dos pistolas cargadas©GettyImages

La liberación de Adrien Lipscomb, padre de la víctima

Según recoge el diario Chicago Tribune, el pasado miércoles, Lipscomb fue puesto en libertad bajo fianza después de conocer las declaraciones de su hijo mayor en las que ha dicho que fue él quien disparó el arma en contra de su hermano. “Este es un caso profundamente trágico y desgarrador. Hay un profundo descuido en este delito, pero ciertamente no hay ninguna criminalidad aguda por la que responsabilizar al Sr. Lipscomb”, ha dicho la jueza a cargo del caso, Mary C. Marubio, durante la audiencia publicada en YouTube.

Por su parte, Andrew Gable, abogado del devastado padre, contó al medio que su cliente había cooperado durante toda la investigación, que no tiene antecedentes penales y que se entregó voluntariamente a las autoridades, razones por las que su liberación fue más rápida. Destacó también que, al haberse declarado responsable en un principio, Lipscomb deberá regresar a la corte esta semana para cerrar el caso.

tags: