Un asesino en serie de Corea del Sur es descubierto más de 30 años después de haber cometido los crímenes

El asesino ha confesado sentirse sorprendido de que las autoridades no hubieran dado con él antes

2 Minutos de lectura

04 de Noviembre 2020 / 17:41 CET

Suwon, Corea del Sur

El asesino fue descubierto después de que la policía encontrara unas pruebas de ADN que apuntaban a él

© GettyImages

El pasado lunes se dio a conocer una de las noticias que más ha impactado a Corea del Sur a lo largo de los últimos meses, después de que Lee Chin-Jae, un hombre surcoreano de 57 años, admitiera en la corte que él era el responsable de 14 asesinatos de mujeres y niñas ocurridos entre 1986 y 1991, en la ciudad de Suwon. Cuando sucedieron las crueles muertes a manos de Lee, hace más de 30 años, las autoridades iniciaron una investigación para encontrar al asesino en serie que había cometido los terribles actos, sin embargo, al no tener rastro de él, terminaron incriminado a una persona inocente.

Según recoge CNN, Chun-Jae fue descubierto después de que la policía iniciara una nueva investigación derivada de unas pruebas de ADN que apuntaban a Lee con algunos de los asesinatos, lo que lo ha llevado a confesarse responsable de los 14 crímenes. “No creí que los delitos serían enterrados para siempre”, dijo el asesino frente al tribunal de la ciudad norcoreana de Suwon.

“Todavía no entiendo por qué no era sospechoso. Los crímenes ocurrieron a mi alrededor y no me esforcé por ocultar nada, así que creí que me atraparían fácilmente. Había cientos de fuerzas policiales y me encontraba con detectives todo el tiempo”, afirmó el asesino confeso ante la corte. Otra declaración que causó indignación en el Tribunal fue cuando aseguró que, a pesar de no tener motivos para matar a una niña de 13 años, lo había hecho como parte de “un acto impulsivo”.

Al final, Lee se disculpó con los familiares de las víctimas y con Yoon, la persona incriminada de manera injusta por estos hechos, de quien no se puede revelar su nombre completo, de acuerdo con una ley de Corea del Sur. “Escuché que muchas personas han sido investigadas y han sufrido injustamente. Me gustaría disculparme con todas esas personas. He venido, he testificado y he descrito los crímenes con la esperanza de que las víctimas y sus familias encuentren algo de consuelo (…) Viviré toda mi vida con arrepentimiento”. Después de las confesiones, y a falta de una condena firme por estos 14 asesinatos, Chung-Jae seguirá cumpliendo con una sentencia previa de cadena perpetua, que inició en 1994, después de ser condenado por agredir sexualmente y asesinar a su cuñada, según informes de funcionarios de la corte de Daejeon y el Ministerio de Justicia de Corea del Sur.

Chung-Jae cumple con una cadena perpetua impuesta en 1994, después de que asesinara a su cuñada
©GettyImages

La investigación fallida de los asesinatos de mujeres surcoreanas entre 1986 y 1991

De acuerdo con la agencia de noticias Yonhap, 10 de las muertes a manos de Chun-Jae se conocieron en su día como los asesinatos de Hwaseong, una zona rural que albergaba a unas 226.000 personas dispersas por varias aldeas. Dentro del área, los crímenes violentos no eran usuales, por lo que la policía invirtió muchos recursos para encontrar al responsable de la crueldad bajo la que habían muerto niñas y mujeres del lugar.

En aquel momento, se dio a conocer que la policía estaba utilizando la tortura durante la investigación, gracias a lo que Yoon fue incriminado injustamente después de ser obligado a firmar una confesión falsa. “Nos disculpamos con todas las familias de las víctimas de Lee Chung-Jae y las víctimas de las investigaciones policiales, incluido Yoon”, ha dicho el pasado jueves, Bae Yong-Ju, jefe de la agencia de policía provincial de Gyeonggi Nambu.

Por su parte, Yoon ha confesado sentirse frustrado por todos los años de injusticia que sufrió y que lo único que desea ahora es vivir el resto de su vida como un hombre inocente. “Quiero aclarar mi falsa acusación y quiero recuperar mi honor”, compartió el hombre que ha pasado 20 años en prisión por un crimen que no cometió.

tags: