¿Qué método de ventilación es el más adecuado para tu casa, la oficina o el colegio?

Purificadores, filtros HEPA, ventanas abiertas… cada fórmula es adecuada para unas determinadas circunstancias

2 Minutos de lectura

28 de Octubre 2020 / 09:34 CET

Woman wearing medical face mask, staying home for safety and looking through window during coronavirus pandemic

Ahora que bajan las temperaturas y muchas veces no es posible renovar el aire, existen diferentes métodos para ello

© GettyImages

Con el coronavirus hemos incorporado nuevos hábitos y hemos reforzado otros como el lavado de manos o la ventilación. Esta última práctica se ha convertido en algo imprescindible para renovar el aire no sólo en los hogares, también en sitios como el lugar de trabajo, los colegios, los comercios o los centros deportivos, entre otros. Estos son los mejores métodos dependiendo del lugar en el que te encuentres.

Renovar el aire de una estancia es fundamental, pero teniendo en cuenta la forma de transmisión del Covid-19 es un gesto que ha adquirido especial importancia. No obstante, el otoño y el invierno juegan en contra de esta práctica debido a las bajas temperaturas. Si no es posible refrescar el ambiente, podemos mejorar su calidad de diferentes maneras teniendo siempre en cuenta el lugar en el que estamos ya que hay fórmulas que no son universales.

Filtros HEPA

Los filtros HEPA es uno de los métodos más eficaces para limpiar la atmósfera del lugar en el que, por ejemplo, trabajamos o estudiamos. Son muy útiles para espacios donde la ventilación es casi nula y la razón es simple: retienen las partículas y proporciona un aire libre de virus. Sin embargo, hay que tener presente que este sistema no elimina la obligatoriedad de usar mascarilla y mantener la distancia de seguridad en espacios cerrados.

Dental Practice In Pennsylvania Takes Precautions Against The Spread Of COVID-19
Los purificadores ayudan, pero no solucionan la falta de ventilación así que es necesario protegerse©GettyImages

Sistemas de climatización

Los dispositivos que se emplean en centros comerciales, edificios públicos o supermercados para regular la temperatura enfriando o calentando el ambiente también pueden cuidar la calidad del aire que respiramos. Estos aparatos pueden incorporar una serie de filtros que retienen algunas partículas aunque, como en el caso anterior, utilizar métodos de protección personales seguirá siendo necesario.

Purificadores

Son aquellos que combinan los sistemas de climatización con la purificación del aire, sin embargo no solucionan la falta de ventilación. Por ello, hay que tomar medidas de seguridad complementarias como la distancia de seguridad y el uso de mascarillas.

Open school windows
La ventilación debe hacerse entre tres y cuatro veces al día durante, al menos, diez minutos©GettyImages

Ventilación natural

Este es el método más habitual para renovar la atmósfera de las casas. Como normal general aconsejan ventilar una estancia durante diez minutos para hacerlo de forma correcta, tiempo que deberemos incrementar cuantas más personas estén en la sala. No obstante, esta una recomendación aplicable a situaciones normales: hay que adaptarla a los tiempos del coronavirus.

Y es que para asegurar la frescura del aire que respiramos es necesario abrir las ventanas de toda la casa durante, al menos, esos diez minutos y repetir este proceso tres o cuatro veces al día. ¿Cuándo?

  • Mañana: al levantarnos es primordial eliminar la acumulación de dióxido de carbono (CO2), sobre todo en las zonas de descanso. Además, el tiempo debe ser más extenso: veinte minutos.
  • Mediodía: teniendo en cuenta que son muchos los que teletrabajan, antes de parar para comer es necesario airear la estancia durante diez minutos y después de la comida es vital hacer lo propio en la cocina.
  • Noche: antes de dormir conviene renovar el aire durante diez minutos para que la habitación esté libre de sustancias contaminantes.