Detienen a una mujer por intentar secuestrar, en un parque de Madrid, a un bebé de 10 meses y a un niño de 5 años

La acusada ya ha sido puesta en libertad con una orden de alejamiento que indigna a los padres de los pequeños

2 Minutos de lectura

26 de Octubre 2020 / 16:41 CET

Los dos niños se encontraban en el parque cuando una mujer intentó secuestrarlos

© GettyImages

Dos intentos seguidos de secuestro de menores en un parque del madrileño distrito de Chamberí. En concreto, en el parque de Ríos Rosas, en Santa Engracia, donde una mujer intentó llevarse a un bebé de tan solo 10 meses que se encontraba en los brazos de su cuidadora el pasado 7 de octubre y, unas horas más tarde, a un niño de cinco años. Por suerte, ambos intentos de secuestro fueron fallidos, pero ha hecho saltar las alarmas entre las familias de la zona.

La niñera del bebé lo mecía tranquilamente en el parque cuando, de repente, una mujer de unos 30 años, morena, se acercó, gritándole: “¡Qué haces con ese niño! ¡Ese niño no es tuyo!”. Justo después, se lanzó a ella para arrebatárselo de sus brazos, pero testigos de lo ocurrido se abalanzaron sobre ella y evitaron que lograra su objetivo. La presunta secuestradora huyó y la cuidadora, en cuanto se sintió fuera de peligro, avisó a los padres. Estos rápidamente acudieron a una comisaría de policía e interpusieron una denuncia.

Unas horas más tarde, aún con el susto en el cuerpo entre quienes presenciaron la escena, la acusada volvió a la carga en la misma zona de juegos. En esa ocasión probó con un niño de cinco años, al que cogió por el brazo pretendiendo que se marchara caminando con ella. Tampoco logró su objetivo y, además, pudo ser retenida hasta que llegó la policía, que la detuvo por un delito de atentado contra la autoridad.

Puesta en libertad

Los agentes comunicaron a los progenitores de los dos menores que iba a ser juzgada el 9 de octubre, pero el día siguiente les informan que el juicio se había suspendido. Tras dos semanas sin recibir más noticias de lo ocurrido con la arrestada, desde el juzgado avisan a los padres que ya había sido puesta en libertad y que se le había impuesto una orden de alejamiento de 500 metros del parque.

Las familias de los menores ven con preocupación la puesta en libertad de la mujer©GettyImages


La investigación había podido constatar que la mujer no está implicada en ninguna organización criminal, sino que padece un trastorno mental, cuestión que no tranquiliza a las familias, que consideran que precisamente por eso “no va a respetar en ningún caso la orden de alejamiento de 500 metros”, como explica Javier Martín, el padre del bebé, al periódico La Razón. “Tiene una conducta reiterativa, lo hace sistemáticamente”, por lo que considera que “es un peligro” que esté en libertad y que “si no puede pisar la cárcel por estar enferma”, cree que debería ingresar en un centro psiquiátrico.

Para evitar que el susto que ellos han vivido vaya a más en otras familias, Javier ha decidido subir a sus redes sociales una imagen de la acusada para alertar a sus contactos. Por otro lado, la Fiscalía ha solicitado un examen psicológico para conocer el estado de la mujer, si bien se desconoce si ya se le ha practicado y, en ese caso, cuál ha sido el resultado.

tags: