Toque de queda: ¿En qué consiste?¿Cuándo y cómo puede aplicarse?

Países como Francia, Bélgica e Italia ya han recurrido a esta medida para intentar frenar el índice de contagios

3 Minutos de lectura

21 de Octubre 2020 / 11:05 CEST

Los expertos aconsejan reducir nuestro círculo íntimo

Para establecer un toque de queda es necesario declarar el estado de alarma por emergencia sanitaria

© GettyImages

Desde que el coronavirus irrumpiera en nuestras vidas nuestro lenguaje de uso coloquial y cotidiano se ha llenado de cierta terminología especializada con la que hemos tenido que irnos familiarizando. A palabras y expresiones como confinamiento, curva de contagio, paciente cero, cuarentena o estado de alarma, se une ahora el llamado “toque de queda”, una nueva “herramienta” con la que se pretende frenar el índice de contagios. ¿Pero en qué consiste exactamente y cómo afectaría a los ciudadanos?

Coronavirus
El toque de queda implica que no se podrá salir de casa en determinadas horas del día a no ser que se tenga una causa justificada ©GettyImages

Según la definición de la RAE, el toque de queda es una medida gubernativa que, en circunstancias excepcionales, prohíbe el tránsito o permanencia en las calles de una ciudad durante determinadas horas, generalmente nocturnas. Sin embargo, en la Constitución española no se regula de forma específica esta prohibición o restricción y tan solo se hace referencia a los estados de alarma, excepción y sitio y tampoco hay una ley que aborde este mecanismo de defensa del Estado. Es por ello, que según los expertos en Derecho Constitucional y Contencioso-Administrativo, para establecer un toque de queda, sería necesario decretar un nuevo estado de alarma debido a que se trata de una medida que restringe derechos fundamentales de parte de la población, como es la libertad de movimientos.

¿Cómo se podría aplicar legalmente?

Para establecer un toque de queda es necesario declarar el estado de alarma por emergencia sanitaria. En este contexto, como recoge la Ley Orgánica 4/1981, el Gobierno puede “limitar la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados, o condicionarlas al cumplimiento de ciertos requisitos”.

El estado de alarma en una comunidad autónoma puede ser implantado a petición del presidente de dicha comunidad al Gobierno central o este último puede decretarlo de manera unilateral. Eso sí, por un periodo máximo de 15 días. La Ley Orgánica 4/1981 deja claro que el Ejecutivo central puede implantar el estado alarma por ese periodo pero para prorrogarlo necesita “la autorización expresa del Congreso de los Diputados, que en este caso podrá establecer el alcance y las condiciones vigentes durante la prórroga”.

Coronavirus
La Constitución española no regula de forma específica el toque de queda©GettyImages

¿Qué se puede hacer y qué no?

No se permitirá el tránsito libre de personas durante el horario que se establezca el toque de queda y se deberá permanecer en casa mientras estén vigentes las restricciones. Se podrá ir al hospital, a trabajar, a cuidar a personas mayores o dependientes y se podrá llevar a cabo cualquier movimiento siempre y cuando se tenga una causa justificada acompañado de un documento que lo acredite.

¿Qué antecedentes existen en España?

El último precedente de un toque de queda en España es el que acordó el teniente general Jaime Milans del Bosch el 23 de febrero de 1981 para Valencia con el intento de golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero.

¿En qué países se ha establecido ya el toque de queda ?

Hasta el momento son cuatro los países que han recurrido a esta medida para intentar hacer frente a la expansión del coronavirus. Uno de los primeros en hacer uso de esta “herramienta” ha sido Francia, donde, tras decretar el estado de emergencia sanitaria, se ha establecido el toque de queda tanto en París como en otras ocho áreas urbanas del país en las que está prohibido permanecer o circular por las calles de manera libre entre las 9 de la noche y las 6 de la mañana, con el objetivo de intentar disminuir la presión que están sufriendo las ucis en estas zonas.

Unos pasos que también ha seguido Bélgica, el segundo país con mayor tasa de incidencia de coronavirus de Europa, en donde además de haberse decretado el cierre de la hostelería durante un mes se aplica el toque de queda entre la medianoche y las cinco de la mañana.