Un nuevo ensayo científico frente al Covid que es todo un desafío: hacer que personas sanas se infecten

El objetivo es comprobar con mucha más antelación si la vacuna es o no eficaz, pero muchos expertos se muestran contrarios a llevar a cabo este estudio por los riesgos que entraña para los voluntarios

2 Minutos de lectura

20 de Octubre 2020 / 19:03 CEST

Reino Unido ha anunciado un ensayo científico en el que se inoculará el Sars-Cov-2 a voluntarios para comprobar la eficacia de las vacunas

© GettyImages

Infectar con Sars-Cov-2 en un entorno controlado a personas sanas para comprobar si las vacunas son o no eficaces. Ese es el fin último de un ensayo clínico tan excepcional, que se engloba dentro de los llamados Human Challenge Studies (Estudios de Desafío Humano), pero entraña ciertos riesgos para los voluntarios, por lo que la comunidad científica no acepta de manera unánime este tipo de experimentos con una enfermedad aún desconocida en muchos aspectos y para la que aún no existe un tratamiento específico.

A pesar de las voces en contra de no pocos expertos, Reino Unido ya ha anunciado que destinará 33,6 millones de libras (37 millones de euros) a este estudio, que comenzará en enero. Lo habitual es que a los voluntarios que participan en los ensayos de una nueva vacuna, se les inyecte ésta y luego lleven su vida normal, dando por hecho que se expondrán al virus por sí mismos de manera natural. En este caso, no será así: el virus se les inoculará intencionadamente después de recibir la vacuna experimental.

Como cabe esperar, estarán en todo momento bajo supervisión médica, pero antes de eso, la vacuna que se les suministre debe encontrarse al menos en un proceso de desarrollo de fase media y haber mostrado cierta seguridad; el objetivo sería impulsarla de manera mucho más rápida a la fase 3. Para aquellas que se encuentren ya en este punto, el ensayo puede contribuir a determinar “si previenen tanto la transmisión como la propia enfermedad”, tal y como explica el epidemiólogo Jonathan Van-Tam, el director médico adjunto que asesora al Gobierno británico, en unas declaraciones recogidas por ‘El País’.

El ensayo comenzará en enero en Reino Unido©GettyImages


En cualquier caso, para comenzar este estudio es necesaria la aprobación dela MHRA, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Terapias británica, si bien todo parece indicar que así lo hará, dado el anuncio de las autoridades del país y teniendo en cuenta cuáles son las instituciones implicadas: el Imperial College de Londres y la fundación Royal Free London NHS, además del laboratorio hVIVO, filial de la farmacéutica especializada en vacunas y antivirales Open Orphan, con experiencia en aplicar estudios de Desafío Humano.

Especificaciones del Estudio de Desafío Humano sobre coronavirus

Este ensayo clínico participarán entre 30 y 50 personas sanas con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. En un primer momento, se buscará averiguar cuál es la dosis mínima del Sars-Cov-2 necesaria para infectar a los voluntarios, para lo que se les irá inoculando de manera gradual. Así se podrá valorar los efectos de las vacunas a cargas virales de diferente intensidad. Aunque a los voluntarios se les hará seguimiento médico durante al menos un año, se prevé que los primeros resultados del estudio estén disponibles en mayo de 2021.