1. home
  2. /Noticias

Descubren que los alcoholímetros pueden arrojar falsos positivos al desinfectarlos con gel hidroalcohólico

Equivocadamente, la prueba le marcó 0,36 mg/l a un hombre que no había bebido una sola gota de alcohol

2 Minutos de lectura

19 de Octubre 2020 / 18:49 CEST

Prueba de alcoholemia

Descubren que los alcoholímetros pueden arrojar falsos positivos al desinfectarlos con gel hidroalcohólico

© GettyImages

Los controles de alcoholemia han estado siguiendo al pie de la letra las medidas de limpieza para continuar realizando su trabajo durante la pandemia por Covid-19, sin embargo, en la ciudad de Lugo, se ha comprobado que, al desinfectar con gel hidroalcohólico la máquina con la que hacen la prueba, las personas comenzaron a dar niveles equivocados de alcohol en aire aspirado, sin haber bebido nada. Esto fue lo que le pasó a un hombre que, a pesar no haber tomado ningún tipo de bebida embriagante, sorprendentemente marcó 0,36 mg/l en la prueba, cuando lo máximo permitido es 0,25.

Según recoge el diario La Voz de Galicia, el conductor, de nombre Iván, pasaba por Tapia de Casariego, un municipio asturiano, cuando los agentes le indicaron que se detuviera para la realización de un control rutinario. Iván, confiado en que no había ingerido ningún tipo de bebida alcohólica, accedió de inmediato a colaborar. Ésta no era la primera vez que el conductor, que además es abstemio – una persona que nunca consume alcohol-, participaba en un control de este tipo, por lo que, al igual que en sus experiencias anteriores, esperaba que el alcoholímetro marcara un 0,0. Para su sorpresa, la prueba arrojó un increíble 0,36 mg/l en aire aspirado, a lo que el hombre ha declarado: “Yo ni siquiera sabía de cuánto era el límite permitido para mí, porque como siempre doy 0,0, nunca me había preocupado por eso”.

Prueba de alcoholímetro
Un hombre abstemio que esperaba que el alcoholímetro le marcara un 0,0, le arrojó un increíble 0,36 mg/l en aire aspirado©GettyImages

Iván, que no salía de su asombro, le dijo amablemente al agente que el aparato debía estar roto porque él no bebía alcohol, a lo que el oficial, al verlo tan confundido y seguro de su declaración, lo tranquilizó diciéndole que traería otro alcoholímetro para volver a hacer la prueba. Cuando regresó con otro dispositivo, lo limpió frente al preocupado hombre y se dispuso a realizar el test una vez más. “Soplé y de nuevo me saltó un inesperado 0,04”, dijo Iván al medio. El nivel, aunque era mucho menor al anterior, seguía sorprendiendo al abstemi,o ya que estaba convencido de que el resultado correcto debía ser 0,0 miligramos.

Tanto el hombre como el agente se quedaron anonadados por la diferencia tan grande en ambas pruebas. Sin embargo, Iván, quien tiene una profesión en la que trabaja con químicos, les señaló a los oficiales que este curioso escenario podría deberse a que estaban utilizando un gel que está compuesto por un 70% de alcohol para desinfectar la máquina, lo que haría que las pruebas pudieran verse alteradas por esta situación. Después de esta desagradable confusión, el conductor pudo seguir su marcha.

Después de que este caso se diera a conocer, se ha llegado a pensar que es muy probable que las medidas de higiene y seguridad que se han estado poniendo en práctica desde el comienzo de la pandemia ya hayan causado varias confusiones de este tipo al realizar pruebas de alcoholemia. “Seguro que esto ha ocurrido así hasta que llegó la primera persona que no había probado alcohol y pudo advertir del error”, ha comentado el lucense.