1. home
  2. /Noticias

No, la mascarilla transparente que usan algunas ‘celebrities’ no protege del coronavirus

No evita el contagio ni a la persona que la lleva ni a quienes están a su alrededor, por lo que su uso por parte de rostros conocidos ha generado gran controversia en las redes sociales

2 Minutos de lectura
Reportera

Las máscaras transparentes son cada vez más utilizadas por rostros televisivos

© Captura de pantalla de 'Socialité', de Telecinco

Cada vez son más los rostros televisivos que buscan alternativas a las mascarillas comunes para sus intervenciones públicas. Una de las opciones más populares -por ser mucho más estética- es una máscara transparente. El problema es que no filtran el aire y otras directamente ni siquiera se ajustan a la cara y las gotículas se proyectan con facilidad. Mónica Naranjo, Cristina Tárrega, Rosa Benito o Susi Caramelo han apostado por estos cubrebocas de cuya ineficacia están comenzando a advertir los expertos.

Este domingo se ha producido uno de los episodios que más controversia ha generado en las redes sociales por una conexión en directo del programa Socialité, de Telecinco. La reportera Giovanna González, que se encontraba en la puerta de un hotel en Madrid, llevaba puesta una de estas pantallas de plástico que no se ajustan a la cara. Los comentarios acerca de la poco acertada decisión de la periodista no se hicieron esperar, con numerosos espectadores solicitando a la dirección del programa que le hiciera ponerse una mascarilla homologada.

Entre los tuiteros que avisaron de la mala práctica de González se encontraba el enfermero Héctor Castiñeira, muy popular en Twitter desde que comenzó la pandemia por la información que comparte en su cuenta Enfermera Saturada. “Esto no es una mascarilla”, advertía el sanitario. “Cada vez se ven más, pero no protegen frente al coronavirus, ni al que la lleva ni a los de alrededor”. Tras la enorme cantidad de comentarios al respecto, el programa demostró haber escuchado a su audiencia y, en la siguiente conexión, la reportera ya aparecía con una mascarilla quirúrgica.

No ofrecen protección

Estas máscaras no ofrecen ningún tipo de protección comprobada científicamente y, en consecuencia, no están homologadas. Las gotículas que se expulsan al hablar tienen espacio más que suficiente por los laterales y por la parte superior para proyectarse hacia el exterior, de modo que su portador podría contagiar a las personas que estén a su alrededor, pero también podrían infectarse ellos mismos, puesto que no llevan ningún tipo de filtro que evite respirar aire contaminado.

Reportera
La reportera Giovanna González, con una máscara transparente que no se ajusta a la cara©Captura de pantalla de 'Socialité', de Telecinco


“Me parece peligroso que productos como estas mascarillas puedan estar al alcance de la población, haciendo creer que pueden protegerse con ellas del virus”, comentaba hace unos días la farmacéutica Reme Navarro, fundadora de Mifarma.es, a El Confidencial. “Lo más importante es adquirir productos que estén homologados para que tengamos garantizada su fiabilidad”.

Las pantallas protectoras (especialmente las que cubren toda la cara, que también deben seguir la normativa vigente) son una barrera extra frente al coronavirus, pero en caso de utilizarse, deben ser complementarias a la mascarilla, nunca emplearse en sustitución de ella. En una situación tan excepcional como la que estamos viviendo, es mejor adquirir un producto que sea seguro a seguir modas de dudosa eficacia.