Encuentran muerto a un anciano en los baños públicos del Hospital Vall d‘Hebron tres días después de que acudiera a una revisión

Tenia 89 años, era diabético y había acudido al centro médico a realizarse una analítica rutinaria

2 Minutos de lectura

15 de Octubre 2020 / 12:25 CEST

Coronavirus Emergency In Barcelona

La familia del anciano había denunciado a los Mossos d’Esquadra su desaparición el pasado miércoles

© GettyImages

Manuel Mourin Caldeiro, de 89 años, desapareció el pasado 7 de octubre en Barcelona después de acudir a realizarse una analítica al Hospital Vall d‘Hebron. Su familia tras no poder dar con su paradero denunció a los Mossos d’Esquadra su desaparición. Tres días después y sin ninguna pista sobre Manuel, quien no regresó a su domicilio tras su cita médica, fuentes del Hospital han confirmado que encontraron su cuerpo sin vida el pasado viernes en uno de los baños públicos del centro médico.

Aunque la desaparición del anciano se produjo el miércoles, los Mossos d‘Esquadra no avisaron a los responsables del hospital hasta el viernes. Fue tras el aviso cuando decidieron comprobar las imágenes de las cámaras de seguridad, comprobando que el anciano había entrado pero no había salido del centro. “Los Mossos d’Esquadra nos avisaron el viernes de la desaparición y el viernes encontramos a la persona fallecida, que era un paciente ambulatorio, no ingresado, del hospital”, ha confirmado un portavoz del hospital.

Spain Extends Coronavirus Lockdown As Death Toll Rises
Los responsables del hospital barcelonés han explicado que se han puesto en contacto con la familia del fallecido para expresar sus condolencias “y explicarles los avances en la revisión del protocolo de seguridad”©GettyImages

Según el centro sanitario, “la Comisión de Seguridad del Hospital está revisando los protocolos de seguridad para saber exactamente cómo se ha producido esta situación, con el objetivo de evitar que se pueda repetir una situación similar en el futuro”.

Por su parte, la familia de Manuel se ha mostrado muy consternada por lo sucedido y ha manifestado su indignación por la cadena de errores que se ha llevado a cabo a la hora de encontrar el cadáver de su ser querido. Su hijo Javier, en declaraciones a Elcierredigital.com señalaba: “Mi padre estuvo 48 horas muerto en un baño del Hospital Vall d‘Hebron y nadie asume responsabilidades. Es desolador, la muerte le podría haber llegado en cualquier otro sitio. Pero murió dentro de un lavabo sin que nadie se percatara de que ese baño llevaba dos días cerrado. Entiendo que no se derivarán responsabilidades penales del asunto, pero vamos a examinar si se puede pedir la responsabilidad civil por la colección de errores que, bajo mi punto de vista, se cometieron”.

Manuel, quien tomaba Sintrom para el corazón, también era diabético por lo que ese día al programarle la analítica para las cinco de la tarde estuvo todo el día sin ingerir ningún tipo de alimento, es por este motivo que sus familiares creen que el fallecido podría haber sufrido algún problema derivado de su diabetes.