Francia impone toque de queda y el estado de emergencia en el país para hacer frente a la segunda ola del coronavirus

A partir de la medianoche de este sábado, queda prohibido transitar entre las 21 y las 6 horas en París, Lyon, Aix-en-Provence-Marsella, Toulouse, Lille, Montpellier, Grenoble, Rouen y Saint-Etienne

2 Minutos de lectura

15 de Octubre 2020 / 11:20 CEST

Ambiance In Paris' Streets After French President Emmanuel Macron Announced Night-time Curfew From 9pm To 6am To Contain The Spread Of COVID-19 In Major Cities

El toque de queda afectará unas zonas en las que viven casi 20 millones de personas

© GettyImages

Francia ha decidido este miércoles decretar de nuevo el estado de emergencia sanitaria en el país desde este sábado, una decisión tomada debido al agravamiento de la pandemia de coronavirus. Y es que, a pesar de que los datos de infectados en el país descienden hasta los 12.993 nuevos contagios en 24 horas tras el máximo del domingo (cuando alcanzó los 27.000 positivos) y 87 muertos, Francia volverá a tomar esta medida que ya estuvo vigente entre el 23 de marzo y el 10 de julio.

FRANCE-HEALTH-VIRUS-MUSEUM
Las medidas se prolongarán cuatro semanas y podría alargarse hasta seis©GettyImages

Además, el presidente del país galo, Emmanuel Macron ha confirmado que se impondrá un toque de queda que durará, al menos, cuatro semanas tanto en París como otras ocho áreas metropolitanas entre las que figuran Lille, Rouen, Saint-Etienne, Toulouse, Lyon, Grenoble, Aix-Marseille y Montpellier. El toque de queda permanecerá en vigor entre las 21.00 horas y las 06.00, tal y como informa Le Figaro y las multas por su incumplimiento serán de 135 euros y de 1.500 para los reincidentes, quedando excluidas las personas que regresen de trabajar después de las 21.00 así como aquellos que experimenten una emergencia sanitaria.

Asimismo, Macron tiene intención de que el Parlamento francés autorice su extensión hasta el 1 de diciembre. “Seis semanas es el tiempo que nos parece útil”, ha subrayado.

París
Los nuevos contagios de Covid-19 se han disparado en Francia en las últimas semanas, llegando a alcanzar el récord de 27.000 nuevas infecciones en una sola jornada.©GTres

El mandatario francés ha reconocido que Francia se encuentra en plena segunda ola de la pandemia, pero ha defendido que el país no ha “perdido el control”. “Estamos en una situación preocupante que justifica que no estemos inactivos ni en pánico”, ha señalado, poniendo el foco en que la situación de los hospitales es “más preocupante que antes”.

Hasta el momento, 9.194 personas permanecen hospitalizadas en Francia debido a la Covid-19. De ellos, 1.673 están en reanimación, mientras que un total de 103.413 pacientes han logrado recuperarse de la enfermedad en el país.