El increíble robo ‘hormiga’ que supera el millón de euros en una biblioteca

Un empleado robó insumos sin ser descubierto durante 12 años y ahora se enfrenta a cargos por estafa

2 Minutos de lectura

14 de Octubre 2020 / 19:35 CEST

Robo hormiga supera el millón de euros en una biblioteca

Increíble robo hormiga que supera el millón de euros en una biblioteca

© GettyImages

Randall Whited, originario de Austin, Texas, en Estados Unidos, es un exempleado de la Biblioteca Pública de la localidad que ha sorprendido a su país después de haber sido descubierto robando insumos de su lugar trabajo durante los últimos 12 años. El hombre, que ya se enfrenta a cargos por el robo, estuvo sacando de las instalaciones, sin autorización, tóners de impresora a lo largo de todo este tiempo para después revender los cartuchos por Internet. El fraude fue planeado desde 2007 y lo hizo con la idea de volverse millonario, ya que Whited siempre ha sido consciente de que la tinta de las impresoras es uno de los insumos más caros que existen.

Su modus operandi pasó desapercibido todo este tiempo debido a que Randall se había estado cuidando de no ser visto por sus compañeros, para lo que llegaba entre media hora y una hora antes a su puesto de trabajo todos los días, hecho que lejos de resultar sospechoso, era digno de reconocimiento, dado que aparentaba ser un acto de responsabilidad. Su puntualidad lo convirtió rápidamente en ejemplo a seguir por sus compañeros y jefes, a pesar de que el único objetivo del bibliotecario era ir almacenando los cartuchos de tinta en su cochera para venderlos más tarde.

Además del robo de tóner, Whited también había obtenido acceso a varias tarjetas de crédito de la biblioteca con las que compró toda una serie de artículos tecnológicos. Sus compras incluían videojuegos, consolas, aspiradoras robot y un dron, que en conjunto sumaban más de 18.000 dólares (más de 15.300 euros). Finalmente, en agosto de 2019 y una vez que obtuvo todo lo que quería, renunció a su trabajo, de donde incluso lo despidieron con honores.

Cartuchos de tóner
Empleado de una biblioteca llegaba entre media hora y una hora antes a su trabajo para robar cartuchos de tóner©GettyImages

¿Cuál fue el error en el plan que parecía ser el robo del siglo?

Como sucede en la mayoría de los trabajos, Randall no era del agrado de todos sus compañeros y uno de ellos fue quien lo delató haciendo una llamada anónima en la que denunciaba que la cochera del querido exempleado de la biblioteca estaba llena de cartuchos de tóner. Después de la llamada, las autoridades estatales empezaron una auditoría interna que terminó por ordenar el arresto de Whited.

Después de la detención se cayó en la cuenta de que Randall llegaba temprano para realizar los hurtos sin que nadie lo viera, lo que llevó a las autoridades a revisar las cámaras de seguridad de la biblioteca minuciosamente para confirmar las sospechas. Los vídeos ratificaron sus dudas, ya que en ellos se ve que durante los últimos 12 años, aparecía el empleado todos los días a la misma hora llevándose la tinta.

A raíz de que todo fuera descubierto, la biblioteca hizo cambios estructurales en su sede que han incluido controles de seguridad en puertas de salida y la realización de inventarios para tener siempre presente el tipo de material con el que se cuenta dentro de las instalaciones. Whited, por su parte, se enfrenta a una condena de hasta 15 años de prisión, resolución que el juzgado a cargo del caso determinará antes de que termine este mes.