Expertos advierten de la confusión que generarán las primeras vacunas contra el coronavirus

Se espera que la población mundial tenga que decidir entre varias opciones y todavía se desconoce cuál será la efectividad de cada una de ellas

2 Minutos de lectura

14 de Octubre 2020 / 19:08 CEST

Habrá gran oferta de vacunas contra el coronavirus

Expertos advierten que la gran oferta que habrá de vacunas contra el coronavirus podría causar confusión

© GettyImages

Desde que se anunció la creación de la primera vacuna del coronavirus, la humanidad se ha mantenido a la espera de esa solución que como por arte de magia pueda devolvernos la forma de vida tal cual se conocía hasta antes de la pandemia. Lamentablemente, según expertos, esto no podrá ser así, ya que las primeras vacunas podrían tan solo dar una protección moderada, lo que no eliminaría restricciones como el uso de la mascarilla en lugares públicos.

De acuerdo con un artículo publicado por The New York Times, para primavera-verano del 2021 ya estarán disponibles varias vacunas contra el coronavirus, pero sigue sin quedar del todo claro cuál será el método más seguro para elegir entre una u otra. De hecho, debido a la gran variedad de opciones, los fabricantes de una vacuna que podría ser superior pero que se encuentre en sus primeras etapas de desarrollo, podría tener dificultades para terminar de hacer las pruebas clínicas correspondientes, lo que ocasionaría que no llegara al mercado.

El doctor Gregory Poland, director del Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo, una de las instituciones médicas más reconocidas del mundo, que además de la práctica médica, está dedicada a la investigación, en Rochester, Estados Unidos, ha advertido que casi nadie está tomando en cuenta la complejidad, la confusión y el caos que habrá en pocos meses entre la población del mundo al no saber cuál es la vacuna ideal que pueda brindar la protección que tanta gente está esperando. Ha señalado también que esa confusión será inevitable, ya que ahora mismo cada empresa está realizando su propio ensayo y comparando su inyección con un placebo.

Clínica Mayo
Gregory Poland, director del Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo, ha advertido sobre el caos que habrá al no saber cuál es la vacuna ideal©GettyImages

Estos megaensayos representan un riesgo comercial para los fabricantes de vacunas, ya que una solución segura se debe comparar directamente con sus competidores, por lo que el gobierno de Estados Unidos ya ha ofrecido financiar grandes pruebas con la condición de que las empresas acepten algunas reglas básicas, como compartir algunos datos. Solo así, las farmacéuticas y laboratorios podrían realizar las pruebas contando con el financiamiento del gobierno.

Otro de los obstáculos para los ensayos en proceso es la posibilidad de que algunos voluntarios, al no estar seguros de haber recibido la vacuna experimental o el placebo, podrían abandonar abruptamente el estudio en curso para asegurarse por otro lado de obtener una medicina eficaz contra el virus. Esto haría mucho más lenta la investigación y afectaría sobre todo a las vacunas que estén en sus primeras etapas de prueba y, en consecuencia, el estudio clínico tendría que durar más antes de obtener resultados y poder salir al mercado.

Se prevé que para mediados del próximo año haya una gran oferta por parte de las farmacéuticas, sin embargo, la decisión a la que se enfrentarán los consumidores será difícil porque, por ejemplo, una vacuna que haya mostrado una eficacia de 50% durante su ensayo, podría ser de mayor protección que una que haya mostrado 60% de eficacia en un estudio diferente, puesto que todo depende de la cantidad de voluntarios de cada prueba.