Un incendio arrasa el chalé donde se produjo el crimen de Asunta: la policía investiga si fue intencionado

No se descarta que se originara de manera casual, por un descuido de los okupas que frecuentaban la vivienda

3 Minutos de lectura

13 de Octubre 2020 / 17:10 CEST

Rosario Porto en una imagen de archivo, durante una inspección en el chalé de Teo que ahora ha sido devastado por las llamas

© GettyImages

El chalé de Rosario Porto y de Alfonso Basterra situado en el municipio coruñés de Teo y en el que el matrimonio asesinó a su hija Asunta ha sido devastado este fin de semana por un intenso incendio. La Guardia Civil investiga si fue intencionado, si bien también baraja la hipótesis que se hubiera originado por un descuido de los okupas que frecuentaban la casa desde hace tiempo.

Los bomberos que acudieron a sofocar las llamas comprobaron las muestras evidentes de que la casa estaba ocupada, con colchones por el suelo y libros que se habrían utilizado para hacer hogueras, por lo que no se descarta que el origen del fuego estuviera precisamente ahí, en una hoguera que se acabó descontrolando. En cualquier caso, la intencionalidad del incendio cobra peso dada la peculiaridad de la vivienda, que fue el escenario del horrendo crimen en el que una niña murió asfixiada a manos de sus padres, ambos condenados por la justicia y, desde 2018, en prisión, cumpliendo su condena.

Dadas las circunstancias, el chalé -que se puso a la venta hace ya años y por la que se ha llegado a pedir hasta un millón de euros- no ha logrado encontrar comprador. Carece, por lo acontecido en él, de un valor real para el mercado, cosa que no ocurre con el terreno, que podría ofrecerse por por un precio superior a los 100.000 euros, tal y como indica un experto a La Voz de Galicia.

Ese dato, unido a la hora a la que se inició el incendio (en torno a las 2 de la madrugada del sábado al domingo), lleva a los investigadores a tener muy en cuenta la hipótesis de que fue intencionado. Además, las llamas fueron tan devastadoras que han destruido las dos plantas superiores y el sótano, por lo que no se descarta la demolición del edificio.

Periodistas frente al chalé durante la investigación del crimen de la niña©GettyImages

El crimen de Asunta, un caso mediático que conmocionó a España

Dos personas encontraron el cuerpo sin vida de una niña y con signos de violencia en una pista forestal de Teo el 21 de septiembre de 2013, lo que ya causó un fuerte impacto en la sociedad. Se trataba de Asunta Basterra, de 12 años, cuya desaparición habían denunciado sus padres unas horas antes. El caso se tornó desgarrador cuando, tan solo tres días más tarde, Rosario Porto, la madre de la pequeña, era detenida como presunta autora de la muerte. Al día siguiente era detenido también Alfonso Basterra, el padre.

Tras un largo y mediático juicio, los dos fueron declarados culpables del asesinato con alevosía de su hija, que planearon con cuatro meses de antelación. Según el veredicto del jurado, la sedaron durante meses y finalmente la asfixiaron. Fueron condenados a 18 años de prisión cada uno de ellos. Durante todo el proceso salieron a la luz testimonios de allegados del matrimonio, incrédulos por el horrendo crimen cometido en el seno de lo que consideraban una ‘familia feliz’.

Asunta fue adoptada y llegó a la vida de la pareja cuando tenía un año de edad. Entonces, llegaron a aparecer en un programa de televisión para compartir su experiencia. Cuando la niña se fue haciendo mayor, le proporcionaron una educación privilegiada, eligiendo para ella un prestigioso colegio y ofreciéndole todo tipo de clases particulares con las que la pudiera aprovechar sus altas capacidades (la pequeña tenía un coeficiente intelectual muy superior a la media, lo que le permitió matricularse un curso por encima del que le correspondía a propuesta de sus profesores).

Considerada, además, una chica madura y responsable que estaba muy apegada a sus padres, sigue siendo un misterio el móvil que llevaría a estos a cometer tal atrocidad. Se ha especulado con la depresión de Porto, pero ¿por qué entonces la colaboración de Basterra, que además se había separado ya de su mujer y residía en otro domicilio?