Una ‘influencer’ muere de un disparo al grabar un vídeo para sus seguidores en el que fingía su secuestro

Se trata de una joven mexicana que había organizado una puesta en escena tan realista que incluía armas auténticas

1 Minuto de lectura

07 de Octubre 2020 / 14:36 CEST

Redes sociales

La joven fingió su secuestro con el objetivo de mostrarlo a través de sus redes sociales

© EuropaPress

Araceli Martínez, una joven mexicana de 20 años con miles de seguidores en las redes sociales, organizó el pasado viernes en la ciudad de Chihuahua una realista puesta en escena para fingir su secuestro y mostrarlo a través de TikTok, pero la pesada broma terminó en tragedia. Araceli recibió un disparo en la cabeza de uno de los amigos que se habían prestado al juego y que desempeñaban el papel de secuestradores. Murió en el acto.

Junto a ella, otro amigo ejercía de rehén y ambos aparecían atados de pies y manos. Todo estaba tan estudiado que las armas que emplearon en el falso secuestro eran auténticas, en concreto, la que se disparó era una pistola de calibre 45. Tras lo ocurrido, uno de los implicados avisó a la policía, pero todos huyeron de inmediato del lugar.

Tras confirmar el fallecimiento de Araceli a causa de un disparo en la cabeza, las autoridades locales identificaron a los dos presuntos autores de la muerte gracias a un vídeo que circulaba por la redes y que se había grabado instantes antes del suceso.


Aunque la principal hipótesis es “que estaban manipulando de manera indebida un arma de fuego y pensando que estaba desabastecida, dispararon a la mujer“, como indica el fiscal general del estado de Chihuaha, la investigación permanece abierta para averiguar si efectivamente se trata de un homicidio imprudente o si, por el contrario, fue intencionado.

Además de la muerte de la chica, se investiga también “el origen del arma y cómo llegó a manos” de los jóvenes, a lo que aún siguen buscando para deternerlos y que presten declaración. “Si alguno tiene responsabilidad de índole penal, tendrá que responder“.