¿Quién es el príncipe africano que organizó una fiesta en Madrid con más de 200 invitados?

El evento, al que acudieron deportistas y actores conocidos, terminó con la detención de cuatro personas

1 Minuto de lectura

06 de Octubre 2020 / 16:57 CEST

Príncipe Randy
¿Quién es el príncipe africano que organizó una fiesta en Madrid con más de 200 invitados? © Randy K. A. Sogan

El príncipe Randy de Benín es el heredero del ya desaparecido reino de Dahomey y el organizador de la tan sonada fiesta del pasado domingo con 200 invitados en un chalet del municipio madrileño de Aravaca. Randy, que es también un multimillonario empresario con inversiones en España, organizó, en medio de las restricciones por el coronavirus, el evento, al que acudieron conocidos actores, deportistas y otras personalidades. Para la ocasión alquiló el chalet, en realidad una mansión en un terreno de casi 3.000 metros cuadrados.

Entre ellos, el exjugador del Real Madrid y de la selección nacional de baloncesto Willy Hernangómez, actualmente en la NBA, que ya ha pedido públicamente disculpas, asumiendo el error y “siendo totalmente consciente de lo que implica en la situación que estamos viviendo”, tal y como él mismo ha dicho en un comunicado que ha compartido en sus redes sociales.

Al escuchar la música a un elevado volumen y al ver un elevado trasiego de gente, los vecinos avisaron a la policía, que acudió rápidamente a la vivienda para disolver la fiesta. Ante la presencia de los agentes, los invitados intentaron huir e incluso hubo altercados, que se saldaron con cuatro detenciones por desobediencia y resistencia a los agentes de la autoridad. Al resto de personas allí presentes se les impuso una sanción.

  

¿Quién es el príncipe Randy?

Randy Koussou Alam-Sogan es su nombre completo. Es descendiente de una larga dinastía tribal que estuvo en el trono del reino de Dahomey, como decíamos, ya desaparecido, que se ubicaba en el oeste de la República de Benín y que era conocido por su ejército de mujeres soldado (que además de fuertes y valientes, debían ser bellas).

El príncipe es también un reconocido empresario con una fortuna valorada en 100 millones de dólares (casi 85 millones de euros). Se dedica a invertir capitales en 22 países de todo el mundo, en áreas tan dispares como turismo, petróleo, minería o medios de comunicación. Ahora tiene unos 80 proyectos en marcha a través de Black Lion Rising Investments y Black Lion Holding, los fondos de inversión que él mismo fundó.

Vive en Londres junto a su novia, la modelo argentina Sonia Sol Lemos. Preside también varias actividades filantrópicas orientadas a apoyar la educación y la salud en África, así como a promover en empoderamiento femenino en el continente.