El heredero del imperio Red Bull, en busca y captura por la Interpol por la muerte de un policía

Vorayuth ‘Boss’ Yoovidhya atropelló con su Ferrari a un agente y huyó sin socorrer a la víctima

1 Minuto de lectura

05 de Octubre 2020 / 14:54 CEST

THAILAND-CRIME-PEOPLE

Yoovidhya atropelló con su Ferrari al agente de policía y huyó

© GettyImages

Interpol ha puesto una orden de busca y captura contra Vorayuth ‘Boss’ Yoovidhya, nieto del fundador de Red Bull y heredero de su patrimonio, valorado en unos 20.000 millones de dólares (unos 17.000 millones de euros). Se le acusa de haber atropellado a un policía y de huir en su Ferrari sin socorrerlo en 2012 en Bangkok (Tailandia). El agente iba en su motocicleta y ‘Boss’ conducía de manera temeraria tras consumir, supuestamente, estupefacientes.

No fue difícil dar con él. Los investigadores siguieron el reguero de aceite que soltaba el vehículo tras la colisión y llegaron hasta la mansión del joven. Allí encontraron el coche con la parte delantera completamente abollada. Ante la evidencia, negó en un primer momento ser él el conductor, pero acabó confesando y reconociendo los hechos.

En las repetidas citaciones judiciales que ha recibido durante estos años de cara al proceso, Vorayuth Yoovidhya alegaba problemas de salud que le impedirían el desplazamiento, si bien después subía fotos a sus perfiles de redes sociales en las que se le podía ver esquiando en Japón o de viaje por cualquier otro lugar del mundo, según recoge ‘El Mundo’.

THAILAND-CRIME-POLITICS
El heredero fue absuelto tras llegar a un acuerdo con los familiares de la víctima©GettyImages

Tras llegar a un acuerdo con la familia de la víctima por el que les hacía entrega de 75.000 euros, se retiraron los cargos contra él el pasado mes de julio y fue absuelto, lo que generó un gran revuelo en el país por considerarlo un claro caso de privilegios de la élite. Eso se tradujo en diversas protestas estudiantiles que pedían democracia e igualdad ante la ley y en las que abundaban las pancartas con el logotipo de la marca de bebidas energéticas.

Las manifestaciones dieron sus frutos y a principios de agosto se abrió una nueva investigación. Se emitió entonces una orden de busca y captura contra el rico heredero -que huyó de Tailandia en 2017- por “conducción imprudente con resultado de muerte” de un policía.

Las autoridades locales han confirmado este domingo que han solicitado ayuda a Interpol (y a los 194 países que la integran) para localizar y detener al acusado. Aunque algunos de los delitos que se le imputan ya han prescrito, Vorayuth Yoovidhya se enfrenta a una condena de hasta 10 años de prisión