La misteriosa y triste historia de la mujer que fue encontrada flotando en el mar tras dos años desaparecida

Fue identificada como Angélica Gaitán y fue rescatada por unos pescadores tras ocho horas a la deriva frente a las costas de Colombia

2 Minutos de lectura

30 de Septiembre 2020 / 14:02 CEST

sucesos

La mujer fue rescatada por un barco de pescadores tras ocho horas flotando en el mar

© Ronaldo Visbal

Una mujer fue encontrada flotando a la deriva frente a las costas de Colombia, en el Océano Atlántico, dos años después de que perdiera totalmente el contacto con su familia. Rescatada por unos pescadores y sin tener ni idea de donde estaba, la mujer fue identificada como Angélica Gaitán, de 46 años. Con signos de hipotermia y muy debilitada fue trasladada a tierra firme, donde según recogen los medios locales, confesó que se había arrojado desesperada al mar para suicidarse tras ser sometida durante 20 años a maltratos por parte de su exmarido. “Nací de nuevo, Dios no quería que muriera” declaró la mujer tras ser rescatada.

Según los primeros informes, Angelica habría pasado unas ocho horas flotando en el mar donde perdió en varias ocasiones la conciencia y volvió a recuperarla, de ahí que fuera trasladada completamente en shock al hospital. Una vez recuperada, la mujer decidió contar su triste historia en la radio RCN, donde confesó que había decidido huir de su hogar en 2018 cuando los abusos por parte de la que fuera su pareja llegaron a ser insoportables. “Los maltratos comenzaron en mi primer embarazo” relataba Angélica aún muy débil. “En mi segundo embarazo los abusos continuaron pero no podía alejarme porque las niñas eran muy pequeñas. Muchas veces lo denuncié a la policía pero era detenido durante 24 horas y después regresaba a casa” añadía la mujer. “En septiembre de 2018 decidí huir” sentenciaba Angelica.

sucesos
La mujer confesó que se lanzó desesperada al mar porque ya no tenía ganas de vivir ©Ronaldo Visbal

Vivió en la ciudad de Barranquilla durante seis meses antes de buscar ayuda y ser alojada en un refugio de mujeres maltratadas con la esperanza de mantener a su exmarido lejos de ella. Sin embargo, allí no fue bien recibida y acabó consiguiendo dinero para comprar unos billetes y poner rumbo a la costa, donde terminaría arrojándose al océano. “Quería acabar con todo, no tenía ayuda de nadie, ni siquiera de mi familia, porque este hombre me mantenía alejada de mi círculo social, por eso no quería seguir viviendo” declaraba Angelica.

Sin embargo, y a pesar de estas declaraciones, las circunstancias que rodearon esta historia siguen sin estar claras, especialmente después de que los medios locales localizaran a una de las hijas de la mujer, Alejandra Castiblanco, quien dijo que no sabía nada sobre el paradero de su madre desde hace dos años. Además añadió que las informaciones de que su madre se había intentado quitar la vida por una relación rota o por los malos tratos de su exmarido eran falsas.

Ahora, sus dos hijas han iniciado una campaña para recaudar fondos para trasladar a su madre a Bogotá, donde ellas residen y donde esperan poder cuidar de ella junto a su familia.

tags: