La muerte de una joven médico de 28 años por Covid-19 conmueve al mundo

Adeline Fagan acababa de comenzar su segundo año de residencia de obstetricia y ginecología

2 Minutos de lectura

26 de Septiembre 2020 / 11:06 CEST

Adeline Fagan acababa de comenzar su segundo año de residencia de obstetricia y ginecología

Adeline Fagan hacía su segundo año de residencia de obstetricia y ginecología

© natalie.fagan

Dentro de las terribles cifras de muertos e infectados del coronavirus alrededor del mundo, destaca un sector que ha sido duramente golpeado por la pandemia: el personal sanitario. Desde el inicio de esta crisis, han sido muchos lo llamamientos del gremio sobre la necesidad de estar bien equipados y protegidos para poder atender a sus pacientes. La OMS estima que cuatro millones es el número de contagios entre los profesionales sanitarios a nivel mundial. Una de las víctimas y cuya historia está dando la vuelta al mundo es la de Adeline Fagan, una joven médico de 28 años, que ha muerto en Houston (Texas) tras una dura batalla de 10 semanas contra el Covid-19.

La joven estaba especializándose en obstetricia y ginecología y acababa de comenzar su segundo año de residencia cuando se enfermó, según publica su familia en un comunicado a través de GoFundMe. Adeline trabajaba principalmente asistiendo los partos de bebés, que era una de sus grandes pasiones además de ayudar a las mujeres, pero con la llegada de la pandemia y la saturación de los servicios de salud, la joven tuvo que hacer rotaciones en la UCI para atender también a los pacientes contagiados.

Adeline Fagan acababa de comenzar su segundo año de residencia de obstetricia y ginecología
Adeline le gustaba ayudar a las mujeres y asistir los partos de bebés©GoFundMe

El pasado 8 de julio llegó al hospital, como hacía todos los días, para realizar su rutina laboral con una gran sonrisa y muchas ganas, sin embargo, a medida que pasaba el día empezó a sentirse mal. Adeline tenía síntomas muy intensos parecido a los de una gripe que fueron empeorando y provocaron que tuviese que ser ingresada. La joven doctora, que tenía un historial de asma, infecciones de las vías respiratorias superiores y neumonía, fue que ser sometida a varias terapias pero a ninguna respondió positivamente. Tras cuatro semanas hospitalizada, tuvieron que intubarla y conectarla a un respirador artificial ya que sus pulmones no podían sostenerla.

“SÉ UNA ‘ADELINE’ EN EL MUNDO”

El 4 de agosto tuvo que ser conectada a una máquina de ECMO, oxigenación por membrana extracorpórea, para oxigenar su sangre. Este tratamiento daba una esperanza entre 1 millón de que sus pulmones se curaran entre seis y ocho semanas. Pero tras una dura lucha, Adeline falleció esta semana.

El tiempo en que el mundo se detuvo por un momento y nunca volverá a ser el mismo. Nuestra hermosa hija, hermana, amiga, médica, Adeline Marie Fagan, MD falleció”, escribió la familia en un comunicado. “Si puedes hacer una cosa, sé una “Adeline” en el mundo. Sé apasionado por ayudar a los menos afortunados, ten una sonrisa en tu rostro, una risa en tu corazón y una melodía de Disney en tus labios”, concluyen. Unas palabras que han dado la vuelta al mundo al igual que la historia de Adeline y han sido miles los mensajes de apoyo y pésame a la familia a través de sus redes sociales.

En un principio, cuando Adeline tuvo que ser ingresado, la familia abrió una solicitud para recaudar fondos en GoFundMe para ayudar a los tratamientos de la médico y en su recuperación. La iniciativa, ya cerrada, recaudó más de 180.000 euros.